Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ejército cristiano venció al “invasor” moro en la incruenta batalla de A Saínza

Miles de personas asistieron a esta cita declarada de interés turístico que data del s. XIX y en la que los actores son los vecinos

Parte del ejército cristiano dispuesto “al ataque”. | // IÑAKI OSORIO

La torre de A Saínza y sus doncellas, encarceladas por el ejército de la media luna, fueron liberadas ayer, y sin derramar una sola gota de sangre, en la romería de moros y cristiano de A Saínza, en el concello ourensano de Rairiz de Veiga, una fiesta declarada de interés turístico, que atrajo ayer a miles de visitantes de toda Galicia, que jalearon a los bandos en contienda, todos ellos vecinos y vecinas de la comarca que, cada año, preparan durante meses, una celebración, de la que ya hay documentación desde 1840.

Uno de los momentos de la batalla campal de moros y cristianos. | // IÑAKI OSORIO

Esta fiesta ha alcanzado en algunas ediciones más de 30.000 visitante, debido al colorido de los trajes de cada bando en lid, que contó con asesoramiento en su día del investigador Delfín Caseiro, y a la vistosa puesta en escena de las huestes en conflicto que llegan a caballo.

La fiesta se celebra se celebra coincidiendo con la celebración de la romería de Nuestra Señora de la Mercedes. Dicen que fue un párroco, que quiso cumplir una promesa a esta virgen, el que mandó erigir en 1938 la torre de A Saínza, en torno a la cual, a partir de 1840 empezó a celebrarse esta batalla de moros y cristianos, que nació con claro matiz religioso o de supremacía de la fe católica sobre la del “impío” invasor, pero que hoy tiene unos objetivos más festivos y lúdicos, y de atractivo turístico.

Este año participaron de nuevo más de 80 vecinos como actores en la organización de esta batalla, el punto más atractivo de este programa festivo en torno a la Virgen de la Merced, que arrancó ya el día 23, con una amplia ofertas de juegos infantiles, música tradicional, orquestas y la actuación de la fadista María Do Ceo en la noche del sábado.

El día grande fue ayer, domingo, con la mencionada Romería da Saínza e da Nosa Señora da Merced, y la salida A las 11.45 horas de salida de la procesión mariana, desde la iglesia de Rairiz de Veiga hasta el castillo o torre de A Saínza..

Fue precisamente en el campo de batalla, donde se ofició media hora antes de esta divertida batalla, la misa en honor a la Virgen de la Merced, para dar paso luego a ese “combate de Mouros e Cristiáns”, a ritmo de sables de mentirijillas, en la que, tras los fallidos intentos del líder cristiano de liberar de forma dialogada, la torre y a sus prisioneras, se pasa al cuerpo a cuerpo tras el que los vencidos se arrodillan ante los vencidos.

Tras la contienda, hubo “comida campal” entre los dos ejércitos

Los dos bandos en lid en esta fiesta de moros y cristianos, tan habituales en el sur y levante español pero muy escasas en Galicia, tienen a su favor que, por encima de los credos y las ideologías, son vecinos y vecinas, y tras la batalla campal, hubo una suculenta “comida campal” de moros y cristianos en la carballeda de A Rocha, otro de los atractivos, en este caso del patrimonio natural que atraen cada año a visitantes de toda Galicia para disfrutar de una batalla que acumula casi dos siglos de historia.

Compartir el artículo

stats