Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza de peleas y delitos sexuales preocupa y el repunte general de la delincuencia asciende al 21%

Los delitos relacionados con altercados, la mayoría en las noches de ocio, han subido un 69% | Más atracos, menos robos en casas

Presencia policial en la zona de ocio nocturno de Ourense. F. CASANOVA

El regreso a la normalidad y la retirada de las restricciones devolvieron a niveles prepandemia las cifras de delincuencia, que se habían desplomado durante los meses con más limitaciones de movimientos en los peores momentos de la crisis sanitaria.

Los últimos datos oficiales del Ministerio del Interior, que recopila la estadística de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, señalan que en la provincia de Ourense el incremento general de la delincuencia se sitúa en el 20,9% en la primera mitad del año, con respecto al mismo periodo de 2021.

Hubo 4.780 hechos conocidos por las autoridades entre enero y junio de 2022, mientras que en el primer semestre de 2021 el total de casos fue de 3.954. Ourense es una de las provincias con la tasa de criminalidad más baja, en consonancia con su población cada vez menor. El incremento de la delincuencia en la primera mitad del año es inferior en términos porcentuales a la de toda Galicia –27,7%, 49.410 hechos–.

En un contexto de subida generalizada de la criminalidad, hay determinados delitos cuyo incremento genera una preocupación especial. Entre los más graves se encuentran los que atentan contra la libertad e indemnidad sexual de las personas. Esta clase de hechos han aumentado un 38,6% en el periodo analizado, con un total de 61 casos conocidos por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado entre enero y junio de 2022, mientras que en la primera mitad de 2021 la cifra había sido de 44.

De los 61 delitos sexuales conocidos en Ourense en el primer semestre, la mitad ocurrieron en la ciudad. De un año al siguiente, el incremento de esta figura criminal asciende al 28% en el municipio, al pasar de los 25 casos de enero a junio de 2021 a los 32 del mismo periodo de este año.

“Se consolida el preocupante aumento de los delitos sobre la libertad e indemnidad sexual”, lamenta Antonio Pousa, secretario provincial del SUP, fuerza mayoritaria en la comisaría de Ourense. El sindicato critica que, desde 2019, la Dirección General no ha realizado ninguna convocatoria para reforzar las plantillas de las Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM), especializadas en la persecución de estos delitos.

Antonio Pousa, secretario provincial del SUP. I. OSORIO

Más hurtos al descuido por la vuelta de las aglomeraciones

Otra infracción penal cuya subida ha sido notable en los últimos meses son los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, la mayoría peleas en las noches de ocio. Entre enero y junio de 2021, cuando aún había restricciones por la pandemia, se registraron 32 casos, mientras que en la primera mitad de este año fueron 54, lo que supone un incremento porcentual del 68,8%.

“Se consolida el aumento de las lesiones y riñas tumultuarias, especialmente como consecuencia de los altercados de los fines de semana”, confirma Pousa, que también apunta al incremento de “los hurtos al descuido como consecuencia de las aglomeraciones pospandemia”.

“En las últimas semanas ha habido varias custodias hospitalarias que han mermado significativamente las patrullas en la calle”

decoration

Entre enero y junio de 2021 se registraron en la provincia 503 casos, mientras que un año después la cifra ascendió a 836, un 66,2%. En la ciudad, la subida fue de 306 a 530 hurtos, un 73,2%.

El líder sindical considera necesaria “una mayor presencia policial en tareas de prevención de la seguridad ciudadana”, y propone un refuerzo “a través de partidas de servicios extraordinarios para personal libre de servicio, que hemos pedido de manera reiterada a la superioridad, con resultado infructuoso”, señala.

No solo no ha habido refuerzos sino que “en las últimas semanas ha habido varias custodias hospitalarias que han mermado significativamente las patrullas en la calle”, indica el portavoz del SUP.

Tanto a nivel provincial como en el ámbito de la ciudad han descendido los robos con fuerza en domicilios, un 12,3 y un 41,2%, respectivamente. “Probablemente aumentarán en la estadística del próximo trimestre, cuando se computen los meses de julio y agosto, una vez finalice la época estival”, advierte Pousa, porque es cuando suelen repuntar estos hechos, con los dueños de vacaciones.

Los robos con violencia e intimidación suben un 17,9%, con 46 hechos en toda la provincia en el primer semestre, 35 en la ciudad. “Es un dato preocupante ya que este tipo delictivo es más traumático para el que lo sufre”, recuerda el secretario del SUP.

Compartir el artículo

stats