Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis de precios asfixia al sector primario: “Nos están obligando a abandonar el campo”

La movilización con tractores recorrió la avenida Habana desde la Delegación de la Xunta a la Subdelegación del Gobierno. | // BRAIS LORENZO

La llamada de auxilio de los productores del sector primario de Ourense ante el disparado e “inasumible” aumento de los costes de producción recorrió este martes el centro urbano de Ourense acompañada del sonido de los tractores en una movilización unitaria que exige medidas urgentes e inmediatas que garanticen su supervivencia. La crisis de precios ahoga a los agricultores y ganaderos de la provincia y si ya en marzo salieron a la calle en Xinzo porque se sentían asfixiados, tres meses después declaran que “no aguantan más”. Reclaman precios justos de combustible, insumos y fertilizantes para poder garantizar precios de venta por encima de los costes.

Varios centenares de personas, la mayoría productores, participaron en esta manifestación convocada por la Asociación de Empresarios, Gandeiros e Agricultores da Limia (Adegal), la Asociación de Productores da Pataca da Limia, la Federación Rural Galega (FRUGA), el Sindicato Labrego Galego-Comisións Labregas (SLG-CCLL) y Unións Agrarias (UUAA).

La marcha partió de la Delegación de la Xunta, en la avenida Habana, y finalizó en la Subdelegación del Gobierno, donde se leyó un manifiesto que llama la atención sobre la “sangría” que sufre el sector primario a causa de esta crisis. Los afectados destacan el peso de la agricultura y la ganadería en la economía de A Limia, y alertan del “riesgo” que corren muchas familias ante esta “agresiva subida de precios”. Si las granjas se ven abocadas al cierre definitivo, alertan, la dependencia de los alimentos traídos de fuera será aun mayor.

Los productores reclaman precios justos para garantizar el futuro del agro. | // BRAIS LORENZO

“Estamos en una situación que nos lleva a la auténtica ruina, nos están obligando a abandonar el campo, por eso nos vemos abocados a gritar otra vez, a pedirle a nuestros gobernantes que de una vez por todas se pongan a trabajar”, apunta Carlos Basalo de Unións Agrarias.

Incide en que los costes de producción se han duplicado, tanto el gasóleo como los elementos que utilizan en el proceso están disparados, mientras ellos venden al mismo precio que antes. “Si a una persona le sale más caro ir a trabajar que lo que va a cobrar a final de mes, lo que hace es dejar ese trabajo. Pues esto está pasando en el sector primario: económicamente no es rentable”, apunta Basalo.

En esta línea, Sonia Vidal, del Sindicato Labrego Galego y titular de una ganadería de 40 vacas en Xunqueira de Ambía, explica que su explotación consume 200 euros al día en gasoil, un gasto que “no es asumible”, afirma. Alerta de que las dificultades son cada vez mayores y los productores “estamos con el agua al cuello”.

Critica que “las respuestas que nos da la Xunta son muy a largo plazo, no son medidas inmediatas que puedan solventar la producción de este verano. Y la de la Subdelegación del Gobierno fue dar traslado al ministerio. Pero nosotros tenemos que seguir produciendo, si no lo hacemos no habrá patatas ni hortalizas en la mesa, ni carne en los supermercados, esto es una realidad”. Esta productora demanda políticas agrarias que les permitan seguir adelante con sus explotaciones y que pongan remedio a un problema que, señala, “no es nuevo, viene de hace años”.

"En septiembre será tarde"

Carlos Basalo incidió en que las medidas que reclaman son urgentes. “En septiembre ya será tarde. Ahora vienen las campañas de siega, ensilado, después vendimia, recogida de la patata... Pero con estos precios de gasóleo e insumos es totalmente inasumible. Habrá que dejar producto sin recoger.

"Ourense quedará desierta si esta situación se mantiene en el tiempo”.

decoration

Lo que pedimos a los gobernantes es que se pongan a trabajar por nosotros, que defiendan el sector primario y uno de los motores económicos de esta provincia”. Ourense, lamenta, “quedará desierta si esta situación se mantiene en el tiempo”.

Gasóleo agrícola

Entre las medidas que plantean está la del gasóleo agrícola “con descuentos especiales para el sector primario”, explica Basalo. El precio a día de hoy, apunta, se sitúa entre 1,40 y 1,50 euros el litro, frente a los 0,66-0,70 de hace un año. “El precio se duplicó, pero nuestro producto sigue saliendo con el mismo precio o una pequeña subida, por lo que es inasumible hacer campaña. No podremos dar de comer a nuestras familias. La situación es insostenible, esto es un grito, estamos muriendo, necesitamos que nos ayuden a salvar el sector primario en esta provincia”, señala el portavoz de Unións Agrarias.

La situación ahoga también a los productores de patata de A Limia. El presidente de la asociación, Amador Díaz, afirma que están pasando “momentos difíciles, hay explotaciones que lo están pasando mal por el aumento de los costes de producción. Suben los insumos, y los abonos, la electricidad y el gasóleo se han duplicado”, lamenta.

El 20% de la actividad económica

La zona de A Limia, destacan las organizaciones convocantes, genera de forma directa un 20% de la actividad económica de la comarca, y tiene repercusión indirecta en el resto. La superficie agraria útil junto con municipios colindantes como Xunqueira de Ambía, Sandiás y Vilar de Santos es superior al 50%, frente al 28% en el resto de Galicia. Afirman que la quinta parte de la afiliación a la Seguridad Social en la comarca corresponde a la agricultura, pero, alertan, “muriendo, no podremos producir”.

Compartir el artículo

stats