El Gobierno invertirá 3,8 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para crear en Laza una de las bases de prevención y extinción de incendios forestales más avanzadas y modernas de España. Se construirá un nuevo edificio y se dotarán servicios complementarios para atender las necesidades del personal de prevención y extinción de incendios que integra la BRIF de Laza.

Así lo anunció ayer el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, durante su visita a Laza para conocer el trabajo y la preparación del personal de esta unidad del Ministerio para la Transición Ecológica, que forma parte de los medios estatales que se ponen a disposición de las autonomías para la lucha contra el fuego.

Habrá una torre de control

Estuvo acompañado por el subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González, el alcalde de Laza, José Ramón Barreal, y por el jefe de la Unidad Territorial de Tragsa en Galicia, Manuel Villarroel. Miñones avanzó que el proyecto se encuentra en fase de redacción y estará terminado a lo largo de este año, para que las obras puedan comenzar en 2023. La actuación comprende un edificio principal, con dos alturas, que albergará las dependencias necesarias para cubrir todas las necesidades de la plantilla, con almacenes exteriores, un comedor exterior con cubierta y aparcamientos. Respecto a la zona aérea, se construirá una torre de control y se mejorará la pista dotándola de nuevos sistemas de seguridad.

Dinamizar la comarca

Por otra parte, Miñones destaca el impacto positivo de las BRIF sobre el territorio “en dinamización económica, en puestos de trabajos directos y también en la conservación de los recursos forestales, que son fuente de recursos económicos para toda la zona”, y mostró su convencimiento de que la mejora de la base de Laza “tendrá un efecto dinamizador en la comarca”. Sobre el personal destinado a esta base, que suma 50 personas, destaca su capacitación y experiencia de 18 años, que hace que sea uno de los más reconocidos en el conjunto de España.

Apunta que el verano pasado “fue relativamente tranquilo para esta brigada, con 21 salidas. Pero no es lo habitual, lamentablemente”, y estamos preparando ya el dispositivo para este verano”.