El PSdeG-PSOE reclama a la Diputación de Ourense y a la Xunta de Galicia una batería de medidas urgentes, para hacer frente a situación económica y social derivada de la invasión de Ucrania. Los socialistas piden a la institución provincial, entre otras medidas, una línea de ayudas directas para el sector primario y del transporte dotada con 2 millones de euros, pero que pueda ser ampliada en caso de necesidad, o un plan energético de un 1 millón para ayudar a los concellos, con el fin de afrontar los desajustes económicos derivados del encarecimiento de energía durante los últimos meses.

Los socialistas le exigen al gobierno gallego un plan social de ayudas a las familias más vulnerables que permita triplicar la financiación del bono social eléctrico; la reformulación de la tarjeta básica autonómica para incorporar a las personas refugiadas; habilitar un fondo de avales y de liquidez que garantice la viabilidad de empresas afectadas por el cierre de mercados en Rusia y Ucrania o un plan gallego de ayudas directas a los autónomos y profesionales afectados directamente por esta crisis.

En la iniciativa también reclaman al Gobierno central una rebaja de la imposición sobre hidrocarburos y un cambio en la regulación del comprado eléctrico, que permita desvincular el precio de la energía de los precios mayoristas del gas, una medida para toda la península ibérica que esta misma semana fue refrendada por la Unión Europea y los gobiernos de España y Portugal. El portavoz del grupo provincial, Rafa Villarino, asegura que “hace falta actuar de manera urgente a todos los niveles administrativos” y, para eso, al igual que la UE y el Gobierno de Pedro Sánchez “están adoptando numerosos acuerdos para hacer frente a la inestabilidad económica que afecta a todo el continente, desde el PSdeG-PSOE reclamamos medidas inmediatas en los ámbitos autonómicos y provincial, que son los más próximos a nuestros vecinos y vecinas”. Y añadió que “tanto Xunta como Diputación cuentan con fondos y remanentes presupuestarios suficientes que deben ser invertidos de forma justa y equitativa cuanto antes y es importante que todas las administraciones actúen cuanto antes para hacer frente a esta situación inédita”.