El albergue del Mosteiro de Oseira estrena 42 nuevas plazas para dar cobijo a los peregrinos de la Vía da Prata. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, inauguró ayer la instalación, habilitada en una nave lateral que formaba parte del cenobio, pero que estaban en desuso. La actuación supuso una inversión de un millón de euros y se suma a la reciente rehabilitación del antiguo albergue de Oseira, en la otra punta del conjunto, que oferta 32 camas. Ambas instalaciones suman 74 plazas.

Feijóo, que visitó el albergue acompañado por otras autoridades políticas y miembros de la congregación, se refirió al nuevo proyecto como el “ejemplo” de la apuesta por el patrimonio y por el Camino de Santiago. En esta línea, explicó que la red pública de albergues contará con 78 centros al final de este año. El que ahora estrena Santa María a Real de Oseira, destacó, pone a disposición de los peregrinos antes de la Semana Santa 42 nuevas plazas y un total de 74 en esta parada de la Vía da Prata.

Asimismo, apuntó que la incorporación de este albergue, junto con los de Piñor y Riós, eleva a 16 el número de edificios que integren esta ruta, llegando a las casi 520 plazas públicas.

Al hilo de los fondos europeos de recuperación, el presidente de la Xunta señaló que, además de ayudar a trazar “la Galicia del futuro” en el ámbito de la industria y la innovación, “ayudarán a impulsar el turismo”, con un Plan Xacobeo Next Generation dotado con más de 39 millones de euros. “Ourense jugará un papel importante, con el objetivo de convertir el Camiño Mozárabe-Vía da Prata en destino cicloturista y familiar”, precisó, refiriéndose también a la recuperación de la Fortaleza de Monterrei, Bien de Interés Cultural, al que se destinarán de 14 millones de euros.