Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campus opta por la presencialidad total en la primera convocatoria de exámenes

Las pruebas de evaluación comenzaron esta semana con “normalidad” | Los alumnos en cuarentena pueden utilizar la vía telemática, pero la mayoría prefiere aplazar la fecha

Alumnado de Derecho durante un examen, ayer en el aula magna de la Facultad.

El campus de Ourense retomó este lunes la actividad lectiva tras las vacaciones inmerso en el calendario de exámenes de la primera convocatoria del curso y en largas horas de estudio. De hecho, la Biblioteca Rosalía de Castro mantiene hasta el día 26 su horario extraordinario con apertura nocturna y fines de semana. El empeoramiento de la situación epidemiológica, con los casos activos disparados en el conjunto de la provincia, no ha afectado al desarrollo de las pruebas de evaluación, que en algunos centros arrancaron ya el día 10 con normalidad.

La Universidad de Vigo apostó por mantener la presencialidad total en exámenes y docencia como se venía haciendo antes de la Navidad y así se ha hecho en el campus ourensano, donde cada centro ha decidido seguir adelante con las indicaciones ya recogidas en sus planes de contingencia para el COVID aprobados con anterioridad a este repunte que ha dejado cifras históricas en Galicia.

El decano de Ciencias, Gil Garrote, señala que, tras consultar con el Vicerrectorado de Profesorado, y de acuerdo con las indicaciones del rector de la UVigo, Manuel Reigosa, y otros miembros del equipo rectoral, la facultad “no adoptará acciones globales”, sino que se seguirán las pautas detalladas en las guías docentes de cada asignatura, en las que se incluyen, además del temario, la bibliografía o la metodología, el modo de evaluación y el plan de contingencia ante el coronavirus. “En ese documento está todo previsto, y cada responsable de la materia recoge cómo examinar en caso de problemas por COVID”, señala Garrote. “Es de prever que en algunas asignaturas pueda haber alumnos con positivo que no podrán asistir. Lo normal en la mayoría de las materias es que el alumno confinado pueda realizar el examen a distancia, incluso al mismo tiempo que sus compañeros, pero los profesores podrán acordar con el estudiante aplazar la prueba para hacerla presencial”, añade. En este sentido, el decano destaca que la universidad ha apostado por la flexibilidad “para que ningún alumno se quede sin examinar”.

Varios jóvenes estudian en la biblioteca universitaria Rosalía de Castro. BRAIS LORENZO

En la Facultad de Derecho los exámenes empezaron este lunes manteniendo los protocolos y ofreciendo al alumnado positivo en COVID realizar la prueba por vía telemática o en una fecha alternativa una vez que el resultado sea negativo. La opción del aplazamiento es la preferida por la mayoría. “Estamos usando las aulas grandes, especialmente el aula magna, para que puedan entrar todos dejando un asiento libre”, explica la decana, Marta Fernández Prieto. Las medidas son las ya establecidas: limpieza de manos, entradas escalonadas para evitar aglomeraciones y mascarilla. Por el momento, las pruebas se están desarrollando “con total normalidad, dentro de la situación en la que nos encontramos”.

Adaptaciones en las guías docentes

Las titulaciones que imparte el campus de Ourense son muy diversas y las materias a evaluar también, con sus partes teóricas y prácticas, de ahí que cada guía docente haya incorporado también las adaptaciones para los casos COVID. Estos planes están a disposición del alumnado, de manera que los afectados pueden saber en cada momento cómo seguir las clases o cómo van a ser evaluados si están confinados. El director de la Escola Superior de Enxeñaría Informática, Francisco Javier Rodríguez, señala que su centro continúa con las mismas medidas que antes de las vacaciones: “Gel, ventilación, distancia entre alumnado, mamparas en laboratorios y uso obligatorio de mascarilla en todo momento”. Esta semana comenzaron los exámenes y se están realizando “de acuerdo al plan que ya teníamos en su momento, que tiene en cuenta los casos positivos y posibles confinados, por si tenemos que pasar a docencia virtual o similar”. Cada cuestión, añade el director, “será analizada por el profesorado de la materia, de forma que el estudiante tendrá siempre derecho a realizar el examen de forma virtual o en otra fecha”, señala.

Estudiantes en la Biblioteca Rosalía de Castro del campus ourensano. BRAIS LORENZO

El procedimiento en casos de cuarentena lo explica la decana de Historia, Susana Reboreda, que también es la persona designada por el centro para los asuntos relacionados con la pandemia: “El alumno comunica la situación y el responsable COVID da traslado al servicio de Prevención. Después el afectado contacta con el profesorado y acuerdan cómo realizar el examen”. En el caso de Historia, se han notificado casos, “pero está discurriendo todo con normalidad”.

La Facultad de Educación e Traballo Social es la más grande en volumen de alumnado y los exámenes se están celebrando sin complicaciones. “Las aulas son amplias; con mascarilla, ventilación y desinfección consideramos que son un espacio seguro”, apunta el decano, Xosé Manuel Cid. “Con las normas aprobadas en diciembre de 2020 ya contemplamos en cada una de las guías docentes cómo actuar en casos de confinamiento”, explica. “En general, los exámenes se aplazan para el alumnado en cuarentena, aunque también hay profesores que realizan la prueba de evaluación virtual en la misma fecha”.

Compartir el artículo

stats