Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una Navidad por todo lo alto en O Posío

La ciudad incorpora a su programa festivo un parque multiaventura de cuerdas y tirolina

Una participante cruza uno de los puentes del parque de aventura abierto desde ayer en el Xardín do Posío. | // FERNANDO CASANOVA

Ourense estrenó este viernes una nueva atracción navideña, esta vez centrada en la actividad física y la psicomotricidad. Un parque de aventuras en pleno Posío con puentes tibetanos, instalaciones de cuerdas, equilibrios y una tirolina de 30 metros para finalizar el circuito de mayor nivel. La instalación admite público de todas las edades y el acceso es gratuito, por orden de llegada. Estará abierta hasta el 9 de enero, en horario de 11.30 a 13.30 y de 16.30 a 20.30 horas, todos los días excepto 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero.

Unai, de 10 años, y Emma, de 7, fueron los primeros en subirse a esta estructura. En cuanto bajaron, pidieron más. “Mola un montonazo”, dijo ella. Y se pusieron a la cola para repetir, esta vez en el nivel alto.

Dos circuitos

Iván Valle, coordinador de la empresa Vianova Aventura, que proporciona el equipo de monitores especializados que acompaña en todo el proceso a los participantes, explica que la instalación cuenta con dos circuitos en altura, “una más baja y fácil para los más pequeños y otra aérea con algunos puntos más complicados”. Para acceder se exige un mínimo de 1,20 metros de altura y el uso de arneses que proporciona la organización. “Me apasiona porque es un parque de habilidades motoras”, apunta Iván, que destaca los beneficios que aporta una actividad que los chavales se plantean como un simple juego: “Mejora el equilibrio, las habilidades y la toma de decisiones de riesgo. Estos circuitos ayudan a mejorar conductas y a hacer un poco de deporte, ya que cada vez somos más sedentarios”, señala.

Defiende la importancia de trabajar la psicomotricidad en la edad adulta, sobre todo para evitar el miedo a este tipo de actividades en altura. “La vida sedentaria hace que perdamos reflejos”, asegura, de ahí que los más pequeños sean mucho más atrevidos a la hora de cruzar los puentes de cuerdas. “Ahora el grande”, decían los chavales al completar el circuito de menor dificultad.

Expandir la Navidad

El coordinador de la actividad programada por el Concello de Ourense es Francisco González. “Queríamos incluir alguna atracción que incluyese actividad física y completar así el circuito de la Navidad con tres puntos: los poblados de San Lázar y Bispo Cesáreo, y el Nadal Aventura en O Posío”, señala. La idea, dice, “es expandir la Navidad por toda la ciudad y el año que viene llegar también a otros barrios”.

Explicó que esta es la idea de parque que el Concello proyecta para la rehabilitación de As Madornas, en el que también está prevista la instalación de una aula de naturaleza, así como espacios dedicados a las energías renovables y la apicultura.

Compartir el artículo

stats