Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos vecinos de Seixalbo deberán pagar 80.000 euros por dañar un bien protegido

Hicieron obras sin la autorización dañando el Portalón del Recanto dá Requeixada | Sonia Ogando: “Haremos caer el peso de la ley”

El bien dañado. | // F.CASANOVA

El Concello de Ourense informó ayer de la incoación de un expediente de disciplina urbanística para la reposición de la legalidad urbanística, así como un expediente sancionador muy grave contra dos vecinos de Seixalbo por el inicio y la ejecución de obras en el patrimonio cultural en Seixalbo, sin el pertinente permiso ni autorización.

La edil de Urbanismo del Concello de Ourense, Sonia Ogando, informó a la oposición de esta situación y explicó que “si hablamos de Seixalbo estamos hablando de un núcleo de interés etnográfico, y por tanto, con una protección especial. El expediente se abrió por la ejecución de una obra sin la autorización en un bien patrimonial situado en un ámbito especial como es Seixalbo”. El bien dañado es el portalón do Recanto dá Requeixada donde se puede apreciar como parte de un lado de la entrada tiene la piedra limada.

Tras la denuncia, realizada por algunos de los vecinos del núcleo, la Policía Local levantó el atestado y se comprobó que los infractores no solo no tenían licencia municipal, si no que además “eran conocedores de que el bien estaba protegido por Patrimonio”. Según la edil de Urbanismo, los vecinos tendrán que abonar de forma conjunta 24.443 euros por la reposición de la legalidad y 60.000 euros por una infracción urbanística muy grave contra el patrimonio cultural. Sonia Ogando concluyó que “estaremos siempre muy vigilantes en la protección del patrimonio de Ourense, y desde luego, haremos caer todo el peso de la ley contra las personas que atenten contra los bienes patrimoniales que son parte de la historia de la ciudad”.

Compartir el artículo

stats