Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desde el barrio de A Ponte: “No sabemos cómo, pero repercutirá”

El tejido empresarial de la zona es escéptico ante la revolución económica del AVE: “Beneficiará más a los del casco histórico”

Los gerentes del establecimiento del Bar Katy, en la Avenida de As Caldas. | // FERNANDO CASANOVA

Las autoridades públicas definen la llegada de la alta velocidad como un “revulsivo” no solo en el ámbito turístico, si no en el económico y también en el laboral. Sin embargo desde el barrio más populoso de la capital ourensana son escépticos de que realmente la llegada de la alta velocidad pueda suponer un incremento en su volumen de mercado. Desde el Bar Katy, defienden que “como comercio no creo que nos beneficie mucho porque la gente llega a la estación y se marcha a sus destinos, ya sean hoteles de la ciudad u otros puntos de la capital, aquí tenemos la clientela habitual de siempre”. Y creen que “a quien más les puede beneficiar es al centro de la ciudad y al casco histórico porque de la estación se irán para allí que es donde se concentra el patrimonio”.

Dos vecinos que se agolpan a la puerta de la estación son de la misma percepción. Uno de ellos señala que “la alta velocidad puede traer más trenes y más personas, pero no creo que nos beneficie al barrio de A Ponte, la verdad, porque los turistas que vengan no se van a parar en el barrio”. Y sobre si puede haber un posible aumento de negocios dice que “¿más negocios? Sería bueno que no cerrará ninguno más de los que cerraron, con eso creo que nos daríamos todos un canto en los dientes”.

La propietaria de una panadería y también de una tienda de textil no creen que aumenten sus ventas ni tampoco los potenciales clientes y señalan que “pues la verdad, no sabemos cómo repercutirá en la ciudad, pero está claro que porque aumenten las líneas de tren en la estación, no nos va a repercutir a nosotros mucho. No vamos a vender más porque llegue más gente de Madrid o de otros lados. Esta gente se irá hacia el centro de la ciudad porque allí es donde se aglutina todo lo cultural y lo social”.

“¿Otra estación? Sería diferente”

El AVE es integración del territorio con unos tiempos competentes a la era en la que vivimos, pero los vecinos y vecinas de A Ponte sí que creen que otra estación intermodal contribuiría a dinamizar el barrio. Desde una panadería un cliente señala que “una estación sería otra cosa diferente, porque das un incentivo para que la gente venga. Poner un centro comercial, un parque para niños y para mayores, eso sí contribuiría al barrio”. Los vecinos que estaban a la puerta de la estación señalan que “¿otra estación? Ah, entonces la cosa cambia porque si ponen establecimientos que llamen a la gente sí que vendría más gente, solo hay que mirar Vigo con el centro comercial nuevo que hicieron”.

Compartir el artículo

stats