Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avisos por ruidos, alcoholemias y dos peleas en la primera noche con el 100% de aforo

La presencia de la Policía Local frustró cinco intentos de botellón | Los controles preventivos detectaron 5 alcoholemias positivas

Agentes de la Policía Local en un operativo del turno de noche en el casco histórico. | // IÑAKI OSORIO

La primera noche de ocio sin restricción de aforos prolongó la afluencia de gente en las calles del centro histórico hasta las 5.00 horas y dejó un parte de incidencias en el que figuran denuncias por ruidos, un par de peleas, cinco alcoholemias positivas en controles preventivos y una de un conductor novel accidentado. La presencia de patrullas de la Policía Local en las calles y plazas más concurridas frustró cinco intentos de asentamiento de jóvenes en los denominados “puntos calientes” del botellón.

La nueva normalidad en el ocio nocturno que se estrenó la noche de este viernes amplía los aforos al 100% en todas las actividades de la hostelería y alarga los horarios, que continúan con limitaciones: cafeterías, bares y restaurantes hasta la 1.00 de domingo a jueves, con media hora más los viernes y sábados; los pubs hasta las 4.30; y las discotecas y salas de fiesta hasta las 5.00 horas.

Cinco amagos de botellón

Con esta novedad, el operativo del turno de noche de la Policía Local estableció un dispositivo de refuerzo para el control del botellón que vigilaron las plazas y parques habituales: Alameda, Estrella, Mercedes, San Antonio, Auditorio y Zapatilla, sin que fuese necesario encintar ninguno de estos espacios. De hecho, se detectaron algunos grupos que intentaron asentarse en algunos de estos puntos, pero la presencia policial acabó por disuadirles. A lo largo de la noche fueron disueltos cinco grupos de entre 4 y 6 personas cada uno, sin que se registrasen incidencias ni llamadas por botellón.

Los agentes también realizaron inspecciones sobre el cumplimiento del horario de cierre en la hostelería sin detectar irregularidades, si bien se recibieron diversas llamadas por ruidos procedentes de varios locales del casco histórico entre las 23.40 y las 4.00 horas. Asimismo, a las 3.00 de la madrugada, una de las unidades de la policía realizó una medición sonométrica en la Praza do Correxidor para determinar los niveles de ruido.

Pelea con barras de hierro

El principal conflicto se registró a las 1.40 horas, en el Puente Romano, donde varias personas se enzarzaron en una pelea en la que se utilizaron barras de hierro. Ante estos hechos, la Policía Nacional solicitó apoyo de la Policía Local, si bien cuando llegaron las patrullas del servicio municipal la situación ya estaba controlada por los agentes de la comisaría provincial.

No fue la única pelea de la noche de la que tuvo constancia la policía local. A las 5.00 horas, cuando reforzaron su presencia en las calles del casco histórico en las que se registraba una importante afluencia de gente tras el cierre de los locales para comprobar que paulatinamente la zona se iba despejando, tuvieron que intervenir en un altercado en la calle Pizarro.

Controles de tráfico preventivos

En cuanto a los controles de tráfico, se establecieron dos a lo largo de la noche. Uno en la rotonda de la calle Dalí, de 0.10 a 1.40 horas, en el que se detectaron tres positivos y se cursaron dos denuncias por carecer de ITV; y otro en la calle Pena Trevinca, de 5.20 a 6.10 horas, con dos positivos. También conducía bajos los efectos del alcohol un conductor que sufrió un accidente. La prueba que le realizaron los agentes reveló que triplicaba la tasa máxima permitida.

Compartir el artículo

stats