Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nacimientos cayeron un 25% en el último cuarto de siglo

Dos personas mayores caminan por las calles del casco histórico. | // BRAIS LORENZO

La crisis demográfica que sufre Ourense desde hace décadas se agudiza. Hace 25 años, cuando la curva de la natalidad ya se proyectaba hacia abajo, nacían cinco niños de media al día, pero ese dato se queda hoy en 3,6. Durante el primer trimestre de este año se registraron en toda la provincia 327 alumbramientos frente a los 440 del mismo período en 1996, año en el que se inicia la serie histórica recogida por el Instituto Galego de Estatística, IGE. En solo 25 años cayeron los nacimientos en Ourense un 25%.

327 alumbramientos entre enero y marzo de 2021 es la cifra más baja de Galicia, a años luz de los 1.452 de A Coruña o los 1.245 que se contabilizaron en Pontevedra. Se aleja incluso de Lugo (356), una provincia con indicadores muy similares a los de Ourense, pero por delante en cifras de población. En el conjunto de Galicia, que también sufre la caída demográfica, nacieron 3.380 bebés entre enero y marzo de este año. Los nacidos en Ourense representan, por tanto, apenas un 9,6% de la natalidad gallega.

Un nacimiento por 4 decesos

La crisis eterna de la despoblación se agrava así en la provincia más envejecida, donde las defunciones diarias, a diferencia de los partos, se cuentan con dos dígitos. En el mismo trimestre en el que nacieron 327 niños, fallecieron en la provincia 1.270 personas, un promedio de 14 fallecimientos diarios. Con estos datos como referencia, el saldo vegetativo se desploma en la provincia. Por cada nacimiento que se produce se registran cuatro decesos.

Los últimos datos globales de población publicados por el IGE, actualizados a 1 de enero de 2021, revelan que este declive parece no tener fin. En el último año, la provincia perdió 1.740 habitantes, y se acerca cada vez más al umbral de los 300.000: 304.910.

Compartir el artículo

stats