Voluntarios y animadores de la asociación juvenil Amencer celebraron ayer la primera reunión de la denominada comisión de solidaridad, para preparar la campaña de la Operación Quilo, una tradicional acción de beneficencia con la que cada año recaudan alimentos y juguetes para familias en riesgo de exclusión.

La entidad sumará fuerzas de su fiel voluntariado para implicar a la ciudadanía de Ourense, desde principios de noviembre, “en esta causa común y justa, que es la de combatir la pobreza en nuestra ciudad”, destacan. Habrá recogida de alimentos y juguetes, huchas en comercios y eventos solidarios,