Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome quiere ser como Teruel Existe y ve roto el pacto de no restar votos al PP

“Ourense no ha dejado de ser la cenicienta desde que cogobernamos con el PP; la discriminación no cesa” | El acuerdo de gobierno no está comprometido, afirma Baltar

Feijóo, Jácome y Baltar. | // IÑAKI OSORIO

Tras la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, que contemplan para Ourense 157 millones de euros –35 más que en 2021–, el alcalde, Gonzalo Jácome, miró al proyecto de la estación intermodal de la ciudad –desde la que, lejos aún de que se complete la remodelación, el AVE acercará Madrid a dos horas y cuarto a finales de este año–, y dijo: “En Ourense, donde dicen que está la estación central de Galicia, tenemos una estación franquista. Es la diferencia de cómo nos discriminan y de cómo PP y PSOE no hacen nada. Es una tomadura de pelo para todos los ourensanos, que tenemos que levantarnos en urnas, en vez de en armas, contra los Gobiernos de la Xunta y del Estado”. Ayer, Jácome anunció que Democracia Ourensana concurrirá a las elecciones autonómicas y, por primera vez, a las generales, previstas para 2023 si no hay adelanto. “La discriminación de Ourense no cesa y debemos combatirla. Estamos hartos de ser la eterna cenicienta del Estado y de la Xunta, lo que sucede independientemente de quien gobierne, PP o PSOE (tanto monta, monta tanto)”, justifica el alcalde de la tercera ciudad gallega.

Con estas intenciones queda atrás el acuerdo con el que, para gobernar Ourense, Jácome prometió a Baltar por escrito que, por “lealtad”, DO no competiría con el PP en las elecciones que trascendieran el ámbito local y provincial. A las autonómicas de 2020 ya no se presentó, rompiendo la tendencia del partido en esos comicios: 623 votos en 2005, 1.066 papeletas en 2009, 4.245 en 2012 y 7.723 en 2016, el mejor resultado en las gallegas.

Rivalizar con el PP

Que vuelvan a rivalizar con el PP no afectará al pacto de gobierno en la ciudad, en su segundo capítulo, tras el abandono de los populares en septiembre de 2020, cuando estalló la crisis de los díscolos, y tras el regreso formalizado en junio de este año. “No compromete nada. En su día, el pacto aludía a las autonómicas de 2020, que ya se celebraron. Es una dinámica normal, como la del resto de las fuerzas políticas”, señala Manuel Baltar, presidente de la Diputación y del PP de Ourense. “Ya no hay acuerdo”, indica Jácome sobre el pacto para no competir en elecciones supramunicipales. “Lo rompieron en septiembre de 2020”, subraya. “DO no concurrió en el 2020 a las autonómicas, por el pacto con el PP, si bien el pacto fue dinamitado por el propio PP”, dijo antes en un comunicado de su partido.

“Este pacto supramunicipal no volverá a producirse, ya que Ourense no ha dejado de ser la cenicienta de Galicia, desde que en el Concello cogobernamos con el PP. Ni siquiera se apoya la contratación de científicos para el Centro de Inteligencia Artificial, ni se quiere construir un edificio administrativo en Ourense como en otras ciudades gallegas, ni siquiera se aporta dinero para arreglar la veintena de calles autonómicas en la ciudad, ni siquiera se impulsa el campus...”, detalla Jácome sobre los supuestos agravios. “El nacimiento de DO como partido en 2001 pivotaba sobre la discriminación de la ciudad y la provincia de Ourense, y tristemente esto no cesó”.

Los presupuestos estatales “y los inminentes autonómicos, donde no se anunciaron ni se avecinan inversiones de relieve para nuestra tierra, son la gota que colma el vaso para que Democracia Ourensana concurra a cada una de las futuras convocatorias de elecciones estatales y autonómicas”. Fuentes del PP recuerdan que las cuentas de la Xunta aún no habían llegado ayer al Parlamento y su detalle se desconocía. La crítica preventiva de Jácome coincidió con una visita del conselleiro de Sanidade para anunciar una inversión millonaria en el hospital de Ourense.

El alcalde se inspira en el éxito de Teruel Existe, que canalizó el descontento con el olvido institucional y la falta de inversiones en la provincia aragonesa, logrando en 2019 un diputado en el Congreso. “Consiguió lo que creemos ideal, canalizar con poder la salvación presupuestaria de una zona de España”. DO considera que puede lograr “los 27.000 votos precisos en la provincia para un diputado estatal en Madrid”.

Compartir el artículo

stats