Núñez Feijóo se rodeó de los presidentes autonómicos para sacar fuerza en el Congreso del PP de Galicia e intensificar todavía más su liderazgo al frente de los populares gallegos desde que es presidente de la formación en 2006. Quince años de andadura a los que le siguen de cerca los 11 años de Manuel Baltar a la cabeza del PP de Ourense. De liderazgo ourensano habla el asunto, sin embargo, el presidente gallego ya fue reelegido y Baltar aspira a serlo.

Ayer presentó los 4.202 avales para presentar su candidatura a la reelección de la presidencia del PP de Ourense, en un congreso que tendrá lugar en el mes de septiembre. Un número que no es baladí ya que los avales son los días que lleva al frente del partido. Todo apunta a que ganará de nuevo, rivales no se le esperan, al menos visiblemente.

El presidente del PP ourensano señaló que “el apoyo hacia el PP de Ourense es espectacular en las elecciones ya sean municipales, autonómicas o generales y las otras formaciones tienen que aspirar a tener la mitad. Por eso para mi es muy importante, me da más fuerza y también más ilusión que la tenía el 30 de enero de 2010, y no es ninguna frase hecha. Me levanto todos los días con más fuerza y más ilusión, con más formación y más experiencia de gobierno”.

Baltar añadió que “a las instituciones se llega por apoyo democrático y son gobernadas por personas que se presentan a través de partidos políticos y que se sienten capaces de liderar esas formaciones, como es mi caso”, recordando que “siempre que me presenté pedí que hubiera más opciones y que cualquier persona que tuviera un proyecto de partido de ese paso adelante”. Es suficiente con 75 avales para formalizar una precandidatura, dijo, “y los avales presentados equivaldrían a 56 alternativas”.

Entre sus objetivos políticos, señala que “tenemos que seguir ganando la confianza del vecindario de Ourense, que se concreta en apoyo electoral, aumentando el número de mayorías absolutas en los ayuntamientos y gobernar con mayoría absoluta en la Diputación, pero también contribuir con toda nuestra fuerza para que cuando Sánchez convoque elecciones generales Pablo Casado sea presidente del Gobierno”.

Además, señaló que cuando termine el plazo de candidaturas presentará un decálogo de propuestas donde figurará como novedad importante la nueva sede del partido, aunque “la sede siempre estará en la calle y en cualquier lugar donde haya un ourensano”.

Adelantó, también, que en diciembre de 2022 quiere tener nombrados a los cabezas de lista de los 92 municipios de la provincia para las elecciones de mayo 2023, con estrategias “adaptadas” para cada lugar y con el objetivo de “procurar el apoyo de aquellos votantes, mismo socialistas, que quieren políticas centradas, moderadas y sin estridencias”.

El equipo

Manuel Baltar tuvo palabras para “el sensacional equipo que me acompañó en este tiempo”, agradeciendo su apoyo a los que están y a los que estarán en el futuro”, así como también a los miembros de la junta directiva y de la dirección autonómica y nacional”.

Precisamente sobre el nuevo equipo que propondrá en el congreso del 26 de septiembre apuntó que seguirá siendo de mayoría femenina, “como el comité ejecutivo, el único de cualquier formación política española con mayor presencia de mujeres, y donde se mezclarán caras nuevas con la experiencia en un proceso continuo de renovación que en estos once años alcanzó el 73 % de los liderazgos municipales”.