Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pleno provincial pide a la Xunta que potencie la acogida familiar permanente de menores

Ourense es, según Acouga, la provincia con peores condiciones en este tipo de sustento para niños y adolescentes en riesgo

Todos los diputados provinciales votaron a favor de la moción presentada por el PSOE. |   // IÑAKI OSORIO

Todos los diputados provinciales votaron a favor de la moción presentada por el PSOE. | // IÑAKI OSORIO

Una cuarta parte del último pleno de la Diputación provincial de Ourense versó sobre quién presenta más o menos mociones, qué grupos apoyan o no los contenidos de dichas mociones y quién se lleva el premio a las de mayor calidad. Como si antes de las vacaciones –hasta finales de septiembre no volverá a haber otro pleno– hubiera que examinarse por las iniciativas propuestas o la falta de ideas.

Pero también sirvió la sesión para llegar a acuerdos –apoyados por por unanimidad– en una materia sensible como es la de los menores tutelados por la administración pública. La moción, llevada ante el resto de los grupos provinciales por el PSOE, persigue que se prime el acogimiento familiar frente al elevado número de niños y adolescentes que en la actualidad viven en residencias.

Para ello, los socialistas instan a la Xunta de Galicia a dotar una partida presupuestaria para las familias acogedoras puesto que los que están en esta situación en Galicia “perciben una cuantía económica que no llega ni para cubrir alimentos y, además, tiene escasas subvenciones, a pesar de que el tutor legal es la administración”, según recogían en el texto de la moción.

Para defender este y otros puntos, el grupo socialista contó con la intervención de Carmen Dourado, la coordinadora y trabajadora de Acougo (la Asociación Gallega de Familias de Acogida), en el salón de plenos de la Diputación. “Históricamente nunca hubo tantos niños institucionalizados en Galicia, ni en el resto del Estado. Esto supone algo grave porque se les está negando un derecho fundamental como es el de crecer en familia”, destacó sobre los 1.600 menores que en la actualidad permanecen en residencias por falta de familias de acogida. En esta línea, la coordinadora de la entidad social afirmó que el sistema en Ourense “funciona mal”.

“Cuando pasan los dos años de acogida simple, para no formalizar lo que sería una acogida permanente, los menores se ven forzados o a irse para un centro o a retornar con su familia biológica, cuando esta aún no está preparada”, denunció.

Para mejorar la situación de los niños y adolescentes ourensanos bajo tutela pública, el pleno votó unánimemente a favor de las medidas propuestas por el PSOE entre las que se incluye que la Diputación actualice su normativa para establecer expresamente la equiparación, en la medida de lo posible (y para efectos administrativos), a los menores en acogida en cualquiera de sus modalidades –temporal, permanente o de urgencia– la condición de hijo durante el tiempo que se encuentren en cualquiera de estas situaciones. Esto facilitaría el acceso a ayudas como becas o campamentos públicos a los jóvenes y las familias.

Ayudas específicas para familias voluntarias

El diputado del grupo socialista, Álvaro Vila, señaló que Ourense “es la única de las cuatro provincias gallegas en la que la Xunta de Galicia sigue un criterio diferente con la acogida permanente”, ya que tal y como indica “una vez acaban los dos años de acogida permanente, los niños pasan a un centro institucionalizado y no pueden seguir con una familia, que creemos que es el entorno más adecuado para ellos”. Para intentar revertir la situación, se aprobó que la Diputación elabore un registro provincial de familias acogedoras y ponga en marcha ayudas específicas. Así como instar a las administraciones autonómica y estatal a trabajar también en estas líneas.

Compartir el artículo

stats