Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comisión de pleno: del debate presupuestario a las críticas por el catering de 1.200 euros para los concejales

PSOE y BNG piden informes de los 62 millones que el alcalde quiere liberar para obras y “que no consensuó” | El Bloque criticó los 30 euros de menú por concejal del pasado pleno

Pleno del Concello, celebrado en el Auditorio.  |   //IÑAKI OSORIO

Pleno del Concello, celebrado en el Auditorio. | //IÑAKI OSORIO

Una comisión de pleno de la era Jácome, puede ser mucho más que una simple comisión, y en la de ayer, además de debatirse como tema principal la modificación presupuestaria propuesta por el gobierno local por 62 millones de euros para obras, que quedó en suspenso, a la espera de nuevos informes que ha pedido la oposición, hubo tiempo incluso para hacer una disputa, casi culinaria, por el precio que pagó el Concello por el catering de los concejales en un descanso del pleno de mayo:1.200 euros.

El alcalde, Gonzalo Pérez Jácome llegó a preguntar incluso al BNG : “¿Sabe usted a como está el kilo de los langostinos congelados?”, cuando el Bloque afeó al gobierno local que haya pagado en el pasado pleno un catering de 30 euros por cabeza para 40 personas, para que los concejales y algunos más, pudieran comer en un receso del pleno de mayo, de 10 horas de duración

Del coste de ese catering (unos pinchos que sumarían por tanto unos 1.200 euros) y de la curiosa disputa que encabezó Jácome, dio cuenta él mismo horas después en el canal oficial del alcalde, sus redes sociales, con todo lujo de detalles y toques almodovarianos.

"A comer a casa"

El BNG, como señal de respeto a las arcas públicas, pidió que no incluyan a sus dos ediles en el gasto del próximo catering, y el alcalde les animó a “llevarse un bocadillo” y comerlo aparte. Aún fue más allá y dijo que el gasto del catering es ·"el chocolate del loro" y si quieren ahorrar que renuncien a los 450 euros que cobra cada concejal, por cada pleno . Muchos seguidores del Facebook del alcalde reamente al sumar los gastos plenarios de los 27 ediles, acaban dándole daban la razón al Bloque con el lema “a comer a casa”.

Finalmente, la comisión de pleno celebrada ayer se vio obligada a prorrogar esa modificación presupuestaria por 62 millones de euros que tanto ansiaba el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome para hacer obras como la renovación de buses urbanos jardines y otras promesas. PSOE y BNG no le apoyaron. PSOE pidió informes técnicos de otras tantas áreas que avalen la legalidad de esa operación y al igual que el BNG acusó al alcalde de no respetar la concurrencia y consensuar con la oposición y se seguir gobernando de forma autoritaria

Para el gobierno local esta es “una maniobra dilatoria” . Califican de “sorprendente” la abstención del PP, una abstención que se produce en plenas negociaciones para volver a gobernar con Jácome. El gobierno local piensa agilizar informe y llevar el tema al pleno de junio o a otro extraordinario.

Compartir el artículo

stats