Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUDICIAL

Archivada la denuncia contra Jácome por bajar los bolardos: es “alegal”, pero no delito

La Fiscalía describe su actuación como susceptible de ser reclamada en la vía contencioso-administrativa, hecho que no se produjo

Pérez Jácome, instantes antes de solicitar la bajada de los bolardos del Casco Viejo. | // I.OSORIO

El caso de “los bolardos asesinos” queda archivado. Al cajón. La denuncia anónima, escrita a ordenador, sobre un presunto delito penal del regidor ourensano, Pérez Jácome, ante la bajada de los bolardos el pasado 26 de febrero 2020 queda archiva. Así lo decreta la fiscala jefa de Ourense, Eva Regueiro, después de recabar y analizar toda la información, alegando que “ las diligencias practicadas no resultan indicios suficientes de la existencia de un delito de prevaricación ni de un delito de malversación de caudales públicos”.

“Fue alegal por no sujetarse a procedimiento utilizando la vía de hecho"

decoration

Entre los argumentos del Ministerio Público, se explica que la actuación del alcalde “fue alegal por no sujetarse a procedimiento utilizando la vía de hecho, difícilmente podría calificarse desde el punto de vista penal de arbitraria su decisión, cuando no existe advertencia y/o reparo por parte del Secretario y está fundamentada en los daños materiales a los vehículos personales, a los viandantes y en la carga jurídica y económica que supone para el Ayuntamiento”.

Además en el archivo de las actuaciones alude a “la aprobación de la moción para la supresión de los bolardos en el pleno fecha 4 de diciembre de 2015 que tacha el sistema de obsoleto, poco práctico e ineficiente, por lo que su control corresponde a la jurisdicción contencioso-administrativa”.

  • Jácome, denunciado por bajar los bolardos

    Una denuncia le lleva a ser investigado

Eva Regueiro especifica que “el supuesto grave perjuicio patrimonial a los ciudadanos que adquirieron los dispositivos de acceso al sistema de bolardos al que se refiere la denuncia anónima no constituye ilícito penal alguno, sino un supuesto de responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento con esa anulación de facto del sistema de acceso, que debería haberse exigido por los usuarios en la vía administrativa y contencioso-administrativa”. Y añade que “sin embargo, nadie planteó reclamación en el Ayuntamiento ni en la jurisdicción contensioso-administrativa por este motivo”.

"No le doy importancia"

El regidor ourensano conoció la sentencia durante la celebración del pleno y tuvo unas palabras al respeto, aludiendo que “no le di importancia a la denuncia cuando se produjo, ni tampoco voy a hacerlo ahora”.

Pero sí que comentó el sentido de la sentencia al señalar que “se dijo que se habían bajado los bolardos en contra de una ordenanza municipal, era totalmente falso porque ninguna ordenanza establece de forma obligatoria el tener un sistema de bolardos. Sí que dice que hay que tener un control de acceso al casco antiguo, pero no especifica que tenga que ser un control de bolardos”.

Y añadió que “lo que más me llamaba la atención de la denuncia es que también se me denunciaba por malversación de caudales públicos y yo decía que no encontraba la relación entre bajar los bolardos y la malversación. No lo acabo de ver, parecía una broma”.

Compartir el artículo

stats