Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un disputa por ruidos pudo originar la reyerta con una persona acuchillada y tres detenidos

Captura realizada por un vecino tras la agresión, con la ambulancia, agentes atendiendo al herido, ala izqda., y las patrullas policiales   | // CEDIDA

Captura realizada por un vecino tras la agresión, con la ambulancia, agentes atendiendo al herido, ala izqda., y las patrullas policiales | // CEDIDA

Un disputa que comenzó inicialmente por un tema de ruidos entre unos vecinos del casco viejo y hosteleros de su calle pudo ser, supuestamente, según fuentes próximas a la investigación, el detonante de la pelea que se produjo la noche del sábado en la Plaza de los Suaves. Una trifulca que acabó con un hostelero de la zona gravemente herido tras ser atacado con arma blanca y tres detenidos. Dos de los arrestados son un matrimonio vecino de la calle, ella de 47 años y el marido de 60, que presuntamente habrían estado implicados en la discusión y posterior agresión. El tercero es un varón de 33 años, al que se le atribuyen agresiones durante el forcejeo a dos agentes municipales, que resultaron heridos leves.

Plaza de Los Suaves ayer, en el casco viejo. | // IÑAKI OSORIO

La Policía Local aún no ha determinado cuál de los miembros de la pareja causó supuestamente las heridas al hostelero. En el informe policial consta que la mujer que deambulaba por la calle cuando llegaron los agentes portando un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y confesó inicialmente la autoría de los hechos, pero la investigación no ha determinado a si la autoría del apuñalamiento le corresponde a ella, a su marido o a otra persona.

El suceso tuvo lugar a las 21.38 horas del sábado en la Plaza de Los Suaves del casco viejo de Ourense. Ocurrió en un momento de gran afluencia de gente al tratarse de una zona con restaurantes y terrazas.

Tras tener conocimiento de la reyerta, se desplazaron hasta el lugar hasta siete unidades de la Policía Local y de la Nacional. Según el comunicado de la Policía Local emitido ayer, al llegar al establecimiento del hostelería del agredido, se encontraron “a varias personas, entre ellas una mujer, portando un cuchillo y amenazando a los presentes, manifestando haber acuchillado a una persona” , por lo que procedieron a su detención.

A pocos metros se encontraba el titular del establecimiento hostelero “tendido en el suelo con varias heridas de arma blanca, que fue rápidamente atendido por los servicios sanitarios y trasladado al CHUO, con pronóstico reservado, según primera estimación de urgencia”, señalan fuentes policiales.

Según la Policía Local y pese al relato de la mujer detenida y vecina de la zona, que se declaró autora del apuñalamiento, “testigos presenciales señalaban que el presunto agresor sería el marido de la detenida, que habría huido a su domicilio, muy próximo al lugar de los hechos, por lo que una patrulla de la Policía Local en compañía de una patrulla de la Policía Nacional (que acudieron a la zona para colaborar con las patrullas de la Policía Local) se dirigieron al domicilio donde procedieron a su detención.

Añaden que “cuando el detenido era introducido en el vehículo policial, por agentes de la Policía Local, una tercera persona, al intentar agredir al detenido, se abalanza sobre uno de los agentes, que recibe un golpe por detrás, teniendo que ser auxiliado por el otro agente que le acompañaba, resultando también herido un segundo agente”.

Se procedió por tanto a la detención de esa tercera persona de 33 años este último por presunto atentado contra los agentes policiales lesionados.

La Policía Local se incautó del cuchillo de cocina y se abrió una investigación para esclarecer los hechos, instruyéndose diligencias judiciales.

Los vídeos que han circulado desde la noche del sábado muestran el gran nerviosismo que se registró en la zona por parte de clientes y amigos de la víctima.

Varias denuncias esa tarde

Al margen de cómo se desarrolle este suceso y de las contradictorias versiones del mismo que dan testigos presenciales, motivo por el que la Policía Local que llegó al lugar tras el apuñalamiento está contrastando los hechos, se confirma que a lo largo de la jornada del sábado agentes locales habrían visitado la zona al menos dos veces, en respuesta a llamadas de vecinos por exceso de ruido.

“Condenamos la violencia, pero estamos muy preocupados”, dice O Cimborrio

“Condenamos de forma contundente cualquier tipo e violencia, e incluso los insultos en la calle a hosteleros, como parece que sucedió antes del suceso, pero estamos muy preocupados y esperamos que estos hechos sean algo aislado”, explicaban ayer desde la asociación de vecinos O Cimborrio. Desde esta asociación, que ha encauzado en los últimos años las denuncias más argumentadas por la contaminación acústica en el casco viejo contra los locales que funcionan sin licencia, afirman que en esa plaza hay alguno denunciado y con orden de cierre, pero condenan enérgicamente los hechos del sábado, y siguen apostando por “el dialogo” entre vecinos y hosteleros a favor de una convivencia. Después de más de un año con los locales cerrados a causa de la pandemia, y con los nervios crispados por el largo encierro, creen que es el Concello “el que debe actuar antes de que haya conflictos y hacer cumplir la ley”.

Compartir el artículo

stats