La Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia una partida de 250.000 euros para la adquisición de inmuebles en Ribadavia, y el Concello anuncia que intentará ayudar e intermediar para fomentar que el número de viviendas adquiridas sea mayor posible, ya que en los dos años anteriores sólo se hizo con un único inmueble. Desde el Concello pondrán todos los mecanismos disponibles para que propietarios de inmuebles accedan a venderlos a la Xunta, priorizando aquellos en mal estado de conservación y que suponen un peligro para peatones y casas colindantes. Para ello está trabajando en la aplicación de la disciplina urbanística y de la Ley del Suelo y Urbanismo de Galicia. Su objetivo es que todos los inmuebles en mal estado de conservación cumplan la normativa, ya que de lo contrario “procederemos a abrir expediente sancionador”.

En dos años la Xunta en Ribadavia solo consiguió adquirir una vivienda, en la rúa Cervantes, actualmente aún en fase de redacción del proyecto arquitectónico, y está intentando adquirir dos más, por lo que en estos años nunca consiguió adquirir las viviendas suficientes para gastar toda la partida consignada para Ribadavia, perdiéndose dinero y capacidad de dinamizar el casco histórico. Contrasta por ejemplo, con el municipio de Mondoñedo, en el cual la Xunta logró adquirir 17 inmuebles.

Cabe recodar que Ribadavia le ofreció en marzo a la Xunta la cesión gratuita de algunos en el casco histórico para que los rehabilite para viviendas sociales.

Desde el BNG recuerdan que el Concello compró hace aproximadamente 20 años nueve viviendas por un total de 202.840, y le pide realizar una tasación del valor actual de éstas y cuáles son los usos que se le pretenden dar. Considera que la enajenación de un patrimonio público municipal solo está justificada por la existencia de un interés público, por lo que “tienen que ser destinadas a vivienda accesible a todo tipo de familias”, y que la construcción semirrehabilitada que tiene en la rúa Extramuros podría también adecuarse a un uso turístico u hostelero.