Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Beade, con 7 casos, será el único concello con restricciones máximas desde el lunes

Dos vecinas de Beade, municipio cerrado perimetralmente.

Dos vecinas de Beade, municipio cerrado perimetralmente.

Galicia estrenó ayer nuevo mapa de restricciones mientras el subcomité clínico se reunía para establecer modificaciones de cara al lunes. Maside y Beade son los únicos municipios de Galicia que iniciaron las vacaciones de Semana Santa con cierre perimetral y sin hostelería pero esta situación solo se mantendrá este fin de semana.

Maside, que ayer contabilizaba 6 casos activos, bajará al nivel alto por lo que la hostelería ya podrá levantar la persiana aunque solo podrá servir en terraza. Beade, que estrenó ayer las restricciones máximas, seguirá en esta situación y desde el lunes será el único municipio de Galicia cerrado. Un pequeño punto en el mapa ya que se trata de uno de los concellos más pequeños tanto en población como en superficie. 384 vecinos, según los datos poblacionales de 2020 recogidos por el IGE.

Una vecina camina por Beade en el primer día de restricciones máximas. Brais Lorenzo

Cribado

Con 7 casos activos ayer y un censo tan reducido, la incidencia acumulada recogida por Sanidade supera los 500 casos por cien mil habitantes a 14 días, y los 250 en la úlitma semana. El alcalde, Senén Pousa, confía en que esta situación remita pronto. Con este objetivo, el Sergas realizó este viernes un cribado en el que participaron 125 vecinos de entre 18 y 74 años. La convocatoria se dirigió a 150, por lo que la participación fue del 83,3%. Los resultados se conocerán hoy y servirán para detectar posibles asintomáticos.

Una trabajadora sanitaria recoge una muestra PCR en el cribado de Beade. Brais Lorenzo

Junto a Maside, el lunes entrarán en nivel alto Vilardevós, Cortegada y Padrenda. Vilardevós, que ayer presentaba 5 casos activos, ya se encuentra actualmente en esta situación, pero Cortegada y Padrenda, con cuatro casos cada uno, saldrán del nivel básico para ascender al alto, que implica hostelería solo en terrazas.

O Carballiño (18), Ribadavia (7), y Xinzo de Limia (14) ascendieron este viernes al nivel medio, lo que supone reducir otra vez los aforos de bares y restaurantes al 30% en interior y el 50% en terraza. Los tres seguirán así desde el lunes, incorporándose también Celanova (7) por decisión ayer del subcomitié clínico. Coles, baja al nivel básico.

Terrazas en la Praza Maior de Ribadavia, desde ayer con menos aforo. Brais Lorenzo

Ribadavia

La reducción de aforos en el inicio de las vacaciones de Semana Santa supone un nuevo paso atrás para la hostelería que veía en estas fiestas un balón de oxígeno. Juan Gómez, del restaurante O Pucheiro, de Ribadavia, mostraba su malestar por un endurecimiento de las restricciones que se estrena con 7 casos activos entre una población de 5.000 vecinos. “No entiendo que nos hagan esto a las puertas de la Semana Santa con 7 casos cuando en diciembre, con 60, no pasó nada”.

“Se nos viene todo encima, lo único que llegan son facturas”

decoration

Lamenta también que la hostelería sea el único sector que tiene que hacer frente a estas medidas y teme que tras estas vacaciones vengan restricciones aún más duras. Gómez afirma que es ahora cuando más están notando el efecto de la crisis: “Se nos viene todo encima, lo único que llegan son facturas”.

Xinzo de Limia

En Xinzo, Alberto Rúa Bolaño, hostelero de la Praza Maior y presidente de la asociación local señala que el sector está agotado y lamenta que las restricciones “se sigan cebando con nosotros que somos escrupulosos con las medidas”. Afirma que las pérdidas son enormes y ya mira hacia el verano: “Espero que las limitaciones sean menores”.

Compartir el artículo

stats