La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha aplicado la eximente completa de enajenación mental a un hombre que atacó a su vecino durante un brote psicótico y lo absuelve de un delito de homicidio en grado de tentativa.

El acusado, según la sentencia, escuchaba voces y percibía, de forma anómala, sensaciones del entorno que afirmaban que el responsable de esa situación era su vecino y que debería atentar contra él.

Los jueces le impusieron la medida de seguridad privativa de libertad de internamiento en centro adecuado a su dolencia por tiempo máximo de 7 años, así como, una vez finalizado el internamiento, la medida de libertad vigilada durante un plazo máximo de 4 años, con tratamiento médico externo, y, durante el mismo periodo, la prohibición de comunicarse y aproximarse a su vecino.

El tribunal considera acreditado que el acusado sufre esquizofrenia paranoide y que en el momento de los hechos estaba convencido, debido a un delirio, “de estar inmerso en esa realidad paralela”. Su capacidad intelectiva con respecto a la licitud de los hechos estaba anulada”.