Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celanova aprueba que familiares y personal participen en la gestión de la residencia

El pleno municipal aprobó por unanimidad una moción del BNG que pide integrar a todas las partes en el patronato - Si se materializa el acuerdo, sería pionera en Galicia

Sesión plenaria de Celanova este miércoles.

Sesión plenaria de Celanova este miércoles. // FdV

El Concello de Celanova, las familias y las trabajadoras participarán en la gestión de la residencia San Carlos, tras aprobarse por unanimidad una moción del BNG. Una decisión que aplauden desde la Federación Galega de Usuarios y Familiares de Residencias y Dependencias, Rede.

Desde esta entidad apunta que este centro, el primero en registrar un foco de Covid-19 en Ourense, se convierte así en "pionera en la batalla por la incorporación de las familias a la gestión de los centros de mayores, algo que no suena extraño cuando se trata de Anpas y centros educativos, pero que en el caso de nuestros abuelos tenemos que pelear". De ser esta iniciativa asumida por el patronato, "esta residencia se convertiría en la pionera gallega en transparencia y participación dando ejemplo a las demás".

Para el concejal nacionalista, Leopoldo Rodríguez, ayer fue "un día importante porque aprobamos una moción que deja clara y firme la voluntad del Concello de Celanova y de esta corporación de ayudar económicamente a mejorar y reforzar los recursos asistenciales de la residencia y de colaborar en el perfecto desarrollo de la gestión de esta actividad asistencial".

Y tras unas semanas de intenso trabajo político del BNG de Celanova para informar a las familias, trabajadoras y a la dirección del centro de una iniciativa para que el Concello asumiera la residencia, en el pleno de ayer se corroboró el acuerdo unánime.

Esta moción aporta dos compromisos por parte de la corporación municipal. Por un lado, una ayuda económica para que la residencia pueda superar el impacto provocado en sus cuentas por la crisis del Covid y empezar a adaptarse a la nueva normalidad. Y por otro, la incorporación de los grupos políticos, de las familias y de las propias trabajadoras al Patronato que dirige la residencia a través de una fórmula que habrá de concretarse en cuanto los patrones accedan a la modificación de los estatutos.

Explica el edil que "lo que se ofrece en esta moción, porque es una oferta sincera y abierta de colaboración y rescate desde lo público, son recursos y trabajo para que la Residencia continúe desempeñando una función central en la vida de la comunidad".

El texto, acordado el pasado viernes después de varias reuniones entre los grupos, recuerda que la alcaldía de Celanova es miembro nato del patronato que rige la fundación en virtud de la donación que dio origen al centro, y que el propio edificio fue construido en los años ochenta con ayudas públicas de este ayuntamiento y otros del entorno.

Señala además que "es el momento de que el Concello de Celanova reconozca y asuma su responsabilidad como parte pública de la Residencia San Carlos y participe en su gestión y financiamiento".

"Os pido que corroboremos con nuestro voto este compromiso y, después, animemos a quien tiene que tomar la decisión última de aceptar este generoso y urgente ofrecimiento a que lo haga", dijo Rodríguez antes de que los concejales se comprometieran con su apoyo.

Desde Rede felicitan a la corporación municipal por el acuerdo y recuerdan que la creación de órganos de participación de familiares y trabajadores en las residencias es una de la principales reivindicaciones de los colectivos que componen esta federación y que redundarían en una mejor atención a los residentes. De hecho, señalan que todo lo que ha ocurrido durante la pandemia en los centros de mayores por el Covid "evidencia esa necesidad".

Compartir el artículo

stats