Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartas para un indulto

Jácome califica de "minoría ruidosa" al colectivo, que nació contra la idea del regidor de trasplantarlo, porque dice que tapa vistas del cimborrio

Una de las manifestantes ante el cedro el pasado día 17.

Una de las manifestantes ante el cedro el pasado día 17. // Brais Lorenzo

"Irmanciño", así está bautizando la nueva "Irmandade do Cedro da Catedral" a cada uno de los ejemplares del patrimonio arbóreo de la ciudad, y en especial a los que están en riesgo, por lo que han iniciado una campaña para salvar a otros ejemplares en peligro, y además invitan a realizar otra iniciativa.

Este nuevo colectivo, que nació en la manifestación de varias asociaciones de grupos ecologistas que se movilizaron el día 17 tras conocer que el alcalde de Ourense se planteaba trasplantar (lo que equivale a secar) el cedro que está en la Plaza de los Suaves, en el casco viejo, la antigua Praza das Flores, porque según el regidor, Gonzalo Pérez Jácome, el árbol quita vistas a la Catedral de Ourense y en concreto a su cimborrio, ha ampliado sus movilizaciones.

Ahora piden a los ciudadanos, que escriban a titulo personal cartas al alcalde, pidiéndole el "indulto" para este cedro, al tiempo que exhiben un amplia bibliografía con fotografías de grandes catedrales y monumentos de España como la Sagrada Familia de Barcelona y de otras grandes catedrales europeas que están rodeadas de árboles.

También critica el mal estado que, tras las crecidas del río tiene algún árbol de la zona de Outariz, tirado desde diciembre del pasado año y piden al alcalde que lo recupere porque "igual se encariña con él y evita la muerte lenta del árbol".

El regidor por su parte ayer en declaraciones a Onda Cero Ourense restaba peso al número de los que se manifiestan y los calificaba de "minoría ruidosa".

Compartir el artículo

stats