Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos muertes y un pico al alza mantienen la alerta mientras se rebaja la carga en los hospitales

Una mujer de 63 años fallecida en el CHUO y un deceso en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza elevan a 112 las víctimas del virus -Máquinas del operativo de nieve desinfectan viales en los polígonos industriales

Las máquinas destinadas a esparcir salmuera se han adaptado para desinfectar los viales. // FdV

Las máquinas destinadas a esparcir salmuera se han adaptado para desinfectar los viales. // FdV

La incidencia del Covid-19 en el área sanitaria de Ourense mantiene una tendencia al alza, con diez nuevos casos activos y un total de 1.325, mientras la provincia sigue sumando víctimas mortales. Además, la jornada de ayer añadió dos nuevos fallecimientos a una lista de muertes por coronavirus que alcanza ya los 112. Las dos últimas registradas corresponden a una mujer de 63 años que estaba ingresada en el CHUO y que presentaba patologías previas que agravaron el impacto del virus en su salud, y un residente del centro de mayores Nuestra Señora de la Esperanza de A Farixa (Ourense).

Aunque se siguen produciendo altas médicas, nueve en la última actualización de los datos facilitados por el Sergas, la cifra de nuevos positivos sigue siendo superior al de personas que consiguen superar el coronavirus. Mientras se debaten y ponen en práctica nuevas medidas de desconfinamiento, la alerta en Ourense persiste aunque la situación en los hospitales se ha ido aliviando en los últimos días. Según el último balance, de los 1.325 casos activos, 1.171 son positivos que permanecen aislados en su domicilio y bajo seguimiento médico telemático, 140 están ingresados en planta y otros 14 permanecen en la UCI con pronóstico grave.

Es la cifra de pacientes aislados en su domicilio la que crece, mientras se reducen las hospitalizaciones. El último informe recoge un aumento de siete casos en domicilio frente a una reducción de siete pacientes ingresados. En la UCI del CHUO, que llegó a tener 24 pacientes críticos, hay ahora 14.

El hospital de Ourense es el que concentra el grueso de los ingresos en planta, con 127 enfermos ingresados, y los de Verín y Valdeorras han reducido considerablemente el impacto, con cuatro pacientes en Verín y seis en O Barco. En el hospital privado de Cosaga hay otros tres positivos ingresados.

En total son 1.764 las personas afectadas por el coronavirus en la provincia y 328 las que se han curado.

Desde el inicio de la crisis sanitaria se han realizado en Ourense 14.369 pruebas diagnósticas de Covid-19 (PCR).

También en las residencias de mayores, que vivieron semanas de máxima alerta con importantes brotes de coronavirus empiezan a celebrar más altas que positivos. La última actualización realizada la noche del lunes suma ocho nuevas altas de usuarios, cinco en la residencia San Carlos de Celanova, y tres en la de Nosa Señora de Fátima de O Barco. La primera, en la que se registró el primer caso y fallecimiento en geriátricos de la provincia, y llegó a tener 45 residentes y 18 trabajadores contagiados, tiene ahora solo 4 positivos entre la población residente y 8 en la plantilla de personal. La incidencia en la de Fátima, pese a las altas, sigue siendo importante, con 30 usuarios y 16 profesionales con positivo.

Y mientras 228 internos de 15 centros de mayores luchan todavía contra el coronavirus, son muchas las residencias que siguen celebrando el pleno en negativos. Es el caso del centro de mayores de Cea, o las de la Fundación San Rosendo en Augas Santas, Allariz, Morgade, Figueiroa, Maside, Miño, Virgen Blanca, Cartelle, Muíños, Lobeira, Entrimo, Melón y Carballeda de Valdeorras, todas ellas libres de Covid.

Entretanto, las labores de desinfección se extienden por toda la provincia. Ayer, el subdelegado del Gobierno, Emilio González, anunció la colaboración del Ministerio de Transportes en esta tareas que podrán solicitar los concellos. Ayer la limpieza se desarrolló en los polígonos industriales de San Cibrao y Barreiros utilizando los vehículos del plan de vialidad invernal empleados para esparcir salmuera en las carreteras afectadas por la nieve. La maquinaria ha sido adaptada para nebulizar una mezcla de hipoclorito con agua y cuentan con una capacidad de 9.000 litros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats