Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Lago Peñas.

Santiago Lago Peñas

Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico de Galicia

Sobre los dineros de la Xunta

Esta semana he comparecido en el Parlamento de Galicia en la Comisión creada para analizar la reforma del sistema de financiación autonómica, el determinante fundamental de los recursos con que cuenta la Xunta y el resto de Comunidades Autónomas (CCAA) de régimen común.

¿Qué debería tener claro un ciudadano mediano sin formación específica en este ámbito? Trataré de sintetizarlo en menos de 300 palabras.

Primero, el sistema requiere de reformas y ajuste, no de rupturas. Unos ajustes que son, en su mayor parte, de naturaleza técnica; si bien también son necesarios algunos acuerdos políticos que suponen alterar el statu quo. Esto último, en combinación con el conflicto catalán, es lo que hace tan difícil el proceso.

Segundo, Galicia no está especialmente maltratada financieramente por el sistema actual, como sí lo están Murcia, Comunidad Valenciana o Andalucía. Históricamente, la Xunta ha contado con más recursos por habitante que la Generalitat catalana o el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Y seguimos ahí.

Tercero, apostar por la generalización del sistema foral no le sale a cuenta a Galicia, porque nuestra capacidad fiscal está por debajo de la media y nuestras necesidades por encima. Sea porque usted se sienta tan gallego como español, sea porque usted no quiere salir perdiendo financieramente por el cambio, el sistema de cupo para Galicia no es el camino.

Cuarto, España es el país de la UE-27 con un sistema tributario más descentralizado en el escalón regional, por encima de federaciones como Alemania, Bélgica y Austria. Podemos y debemos avanzar en el frente de la autonomía tributaria, pero sobre todo a través de ajustes cualitativos y herramientas compatibles con la armonización tributaria a escala europea, que condiciona lo que podemos hacer con el IVA y los impuestos especiales; y sin perder de vista los dictados de la literatura especializada más solvente en el frente del impuesto sobre sociedades.

Quinta y última, Galicia debe presionar a favor de la reforma del Fondo de Compensación Interterritorial, para recibir anualmente al menos 300 millones de euros al año, frente a los menos de 50 de los últimos años.

*Director de GEN (UVigo) y del Foro Económico Galicia

Compartir el artículo

stats