Vecinos del casco vello de Cangas piden la reserva de espacio portuario para aparcar

Para contrarrestar el proyecto de peatonalización de Eduardo Vincenti reclaman que se controle la extensión de las terrazas y mantener la fuente de la Praza do Arco

Directiva de la asociacion Fonte Garrida |   // SANTOS ÁLVAREZ

Directiva de la asociacion Fonte Garrida | // SANTOS ÁLVAREZ / Juan Calvo

Bajo la sombra del proyecto de peatonalización de Eduardo Vincenti, los vecinos del casco vello de Cangas se reunieron en el salón de plenos para abordar los problemas de la zona, con el amparo de la Asociación de Vecinos Fonte Garrida.

Vecinos del casco vello de Cangas en el salón de plenos. |   // SANTOS ÁLVAREZ

Vecinos del casco vello de Cangas en el salón de plenos. | // SANTOS ÁLVAREZ / Juan Calvo

No se oponen al proyecto de Eduardo Vincenti, pero quieren que se les tenga en cuenta, capacidad para poder modificar cuestiones puntuales en el proyecto, algo que no permitió, dicen, el gobierno anterior. Comenta el presidente de este colectivo, César Gil, que la anterior alcaldesa Victoria Portas mantuvo una reunión con ellos de cuatro horas para ver las necesidades del casco vello, pero en ningún momento mencionaron el proyecto de peatonalización de Eduardo Vincenti, “que después se sacaron de la manga, sin darnos la oportunidad de aportar ideas”.

Los vecinos que se reunieron en el salón de plenos de Cangas consideran que uno de los puntos más importantes que tiene que tener el Concello resuelto es el tema de los aparcamientos. En el casco vello hay poco lugar para estacionar y el proyecto de Eduardo Vincenti va a suponer un recorte más de aparcamiento. En este sentido, los vecinos proponían que el Concello solicitase a Portos de Galicia la zona destinada a aparcamiento que tiene en el muelle de Cangas, con el propósito de que fueran los vecinos del casco vello los que tuvieran plazas para aparcar en la zona. Se calculan que harían falta unas 50.

Después demandan que la plataforma única no afecte al monumento que hay en las inmediaciones de la Plaza do Arco. No quieren que la fuente quede al ras. También piden que se limite la extensión de las terrazas y que se elimine el cableado que cubre el casco vello, cuando está demostrado que el 80% del mismo está fuera de uso y supone un absoluto feísmo.

Pero se insiste en que se defiende la intervención en Eduardo Vincenti, pero quieren poder opinar, saber sí todavía existe esa posibilidad en un proyecto que ya está aprobado y que la Diputación de Pontevedra se resiste a firmar el convenio con el Concello. Ya lo pospuso en una ocasión.