Movimiento inmobiliario para acabar obras sin terminar

La promoción de edificios resurge en Cangas con su compra a la Sareb y bancos

Empresarios de la construcción adquieren inmuebles inacabados para su rehabilitación y ponerlos en un mercado con mucha demanda

Chalés en la PO-315, en los que los promotores están interesados y que llevan una década abandonados

Chalés en la PO-315, en los que los promotores están interesados y que llevan una década abandonados / Gonzalo Núñez

Los sucesores de los veteranos promotores de Cangas, aquellos que quebraron o se fueron del mercado como consecuencia de la crisis económica-financiera de 2008, quieren acabar la Cangas inacabada. La idea la trasladaba ayer la promotora Rodama “intentar acabar lo que está sin acabar”. Decenas de edificios, chalés y otras construcciones que quedaron sin terminar, que fueron embargados por los bancos y que acabaron en la Sociedad de Gestión de Activos Procedente de la Reestructuración Bancaria (Sareb), se tratan ahora de recuperar.

Inmueble que se está
reconstruyendo en la 
avenida de A Coruña.   | // GONZALO NÚÑEZ

Inmueble de la calle Atranco, con okupas, donde está previsto inveritr. | // GONZALO NÚÑEZ / Gonzalo Núñez

Hay un movimiento en estos promotores cangueses dirigido a este fin, a acabar con el desolado paisaje de ladrillo, cemento y maleza que cubre las edificaciones. Cuentan con la colaboración del Concello de Cangas, que anda preocupado por la situación de salubridad de estos inmuebles que llevan ya más de una década formando parte del paisaje postcrisis financiera, que parece nunca acabarse. El propio concejal de Urbanismo, Antón Iglesias (BNG), manifestaba ayer que el Concello estaba facilitando los trámites burocrácticos para que estas promotoras pudieran sacar adelante sus proyectos, ofreciéndoles asesoría técnica, porque cada inmueble tiene su particularidad.

En este sentido, está el ejemplo de Rodama, que ya comenzó a recuperar en la avenida de A Coruña. No fue una tarea fácil, como reconoce el empresario. Más de año y medio tardó en arreglar todo para iniciar la reconstrucción del citado inmueble. En este caso se daba la circunstancia que el edificio se asentaba en dos parcelas, una era propiedad de un particular y otra de una entidad bancaria. El promotor convenció al particular y después a la entidad bancaria y logró hacerse con este inmueble

Chalés sin acabar, cerca
de O Gatañal.   | // G.N.

Eedificio de la avenida de A Coruña, en reconstrucción. | // G.N. / Gonzalo Núñez

A su favor estaba que seguía vigente la licencia que el Concello había otorgado hace 15 años para construir el edificio. Así que una vez consiguió el inmueble de inmediato pudo comenzar la reconstrucción. Además, en su momento había okupas en este edificio de la avenida de A Coruña, pero hacía un tiempo que ya estaba vacío.

Una situación muy diferente es la que ocurre con el inmueble de la calle Atranco, ese donde se halló muerta una mujer que había desaparecido y en el que ahora mismo hay okupas habitándolo. Tiene la particularidad de que carece de licencia, que la que tenía se retiró como consecuencia de las numerosas quejas vecinales por la presencia de okupas.

La situación respecto al de la avenida de A Coruña es muy distinta. El inmueble tenía ya ventanas, puertas y estaba azulejado y cableado. De hecho, en una de las habitaciones de este inmueble se encuentra un montón de cable pelado al que los okupas sacaron el cobre para después venderlo y hacerse con un dinero. Aquí, el trabajo de demolición es mayor, además, al carecer de licencia, para conseguir otra hay que ajustar bastantes cosas a la legalidad actual, como la altura de los techos o el tamaño de las plazas de garaje.

Aquí también aparece el problema de que de alguna manera hay que deshacerse de los okupas, tarea nada fácil y que por la vía legal es compleja y llena de recovecos.

La promoción de edificios resurge en Cangas con su compra a la Sareb y bancos

Edificio de la avenida de A Coruña, en reconstrucción, tras adquirirlo a un banco / Gonzalo Núñez

También en este movimiento de recuperación de inmuebles que están en manos de la Sareb o de entidades bancarias figuran los chalés que están cerca de las inmediaciones del pabellón de O Gatañal, en la carretera que conduce a Bueu, la PO-315. La crisis financiera hundió a la promotora de estos chalés, que quedaron a medio construir y también fueron objeto de deseo de los okupas. Ahora los cubre la maleza. Como pasa también con dos chalés que hay cerca de la zona del Estadio Municipal de Cangas. Ahora mismo hay promotores en recuperar todas estas construcciones inacabadas, siempre que la Sareb no pida demasiado dinero. Es cierto que puede haber una deuda de 2 millones de euros, pero la Sareb tampoco saca nada teniendo estas propiedades en mal estado, bajando cada año su precio debido también a los okupas. De hecho, la Sareb tiene grandes propiedades en Cangas a las que no saca partido, de momento, y ya pasaron 15 años.

Este movimiento de adquirir propiedades de la Sareb en Cangas es tan grande que lleva incluso a los pisos-bajos de Rodeira, en la avenida de Ourense 98, que cogieron fama por los escándalos y peleas que allí se producían.

Fuentes del sector aseguran que ya hay ofertas concretas sobre estas propiedades y que se hicieron llegar a la Sareb. Lo cierto es que no sorprende porque su situación es buena y tendrían demanda en el actual mercado inmobiliario, donde se mezcla el interés turístico con la necesidad de encontrar una vivienda para residir en la villa.

Sorprende la alta demanda de pisos de tres habitaciones

Los empresarios que se dedican a adquirir estos inmuebles inacabados conocen el mercado. Saben de lo alto que están los alquileres en Cangas, entre los 500 y los 600 euros, dicen, y que Cangas pasa por un momento turístico muy bueno, donde hay gente que quiere comprar, pero también hay quienes quieren invertir. Los chalés se cotizan, pero más los pisos. Hay muy poca oferta en Cangas. Aseguran que los pisos que se demanda ahora son grandes, de tres habitaciones; algo que se contradice con el hecho de que nos encontramos en una zona con una natalidad baja. Pero con todo, los de dos habitaciones son los que se prevén construir en más cantidad. La demanda de pisos es la que hace aflorar este movimiento de compra a la Sareb y a los bancos.

Alta demanda y escasa oferta de viviendas en la villa

En la actualidad, en Cangas se construyen edificios para viviendas en la calle Arenal, frente a la playa de Rodeira, donde la mayoría fueron adquiridos por foráneos. Está prácticamente finalizado el inmueble que promueve Velázquez, en la esquina de la avenida de Marín. Pero según distintas fuentes, este edificio está más destinado a oficinas que a viviendas.

Asesoramiento técnico del Concello para adaptarse a la ley

El gobierno local de Cangas trata de favorecer el movimiento de los promotores que quieren hacerse con los inmuebles de la Sareb o de entidades bancarias. De ahí que ofrezca asesoramiento técnico, por si hay que adaptar la licencia a la legislación actual. Es consciente de que los edificios sin terminar en Cangas son un verdadero problema.

Inversores privados frente a los altos tipos de interés

Hasta ahora, uno de los principales motivos por los que en Cangas no se movía el mercado de la construcción de viviendas era por la dificultad de encontrar financiación bancaria, debido a los altos tipos de interés que hay. Sin embargo, últimamente aparece inversiones interesados en el sector, conscientes del auge que tiene Cangas para el turismo.