El patrón de O Hío se enfrenta a la lluvia

Fiesta gastronómica en O Iglesario con degustación de callos y mejillones

La alcaldesa y el gobierno se animaron a comer en la carpa   | // G.NÚÑEZ

La alcaldesa y el gobierno se animaron a comer en la carpa | // G.NÚÑEZ / Juan CAlvo

La incesante lluvia no impidió que la festividad de San Andrés acogiese a una gran cantidad de romeros, que acudían en son de paz y de alegría a festejar el día del patrón de O Hío. Pertrechados bajo la lluvia, nadie quería perderse esta fiesta, que es en buena parte gastronómica y de fartura. Que si bien los callos eran el plato estrella, los mejillones se repartían por toda la fiesta con total generosidad. Las raciones era grandes y el vino era bueno, ya fuera del bravo furancho o de la cosecha del 99. La fiesta, organizada por la Asociación de Vecinos O Iglesario, fue sede del gobierno local de Cangas por un buen rato. De hecho, varios miembros del mismo comieron en la carpa. Allí se dio cita la alcaldesa de Cangas, Araceli Gestido; el concejal de Urbanismo, Antón Iglesias; la edil de Obras y Servicios, Iria Malvido y la concejala de Cultura, Aurora Prieto.

Numerosa participación, a pesar de la lluvia, que no paró.   | // G.NÚÑEZ

Numerosa participación, a pesar de la lluvia, que no paró. | // G.NÚÑEZ / Juan CAlvo

“Os do Serán” de Vilanova fueron los que se ocuparon de dar el pasacalles por la mañana y de amenizar la degustación de callos y mejillones; por la tarde hubo juegos para los niños y un gran magosto animado por el grupo de gaitas “Os da Garita”. Estaba previsto que la música en la verbena la pusiera el grupo Verde Menta. Iglesario fue un jolgorio que dio la bienvenida al invierno climatológico.