Moaña se queda sin su grano de arena

El fallo de los Premios Gran de Area del Colegio de Arquitectos de Galicia deja fuera la rehabilitación del antiguo Concello

Causó sorpresa que la obra de rehabilitación y puesta en valor del antiguo Concello de Moaña, que optaba a los Premios Gran de Area del Colegio de Arquitectos de Galicia (COAG), no fuera finalmente seleccionada entre las 13 premiadas en este certamen, cuyo fallo hizo ayer hizo público esta entidad y al que concurrían 71 proyectos selecionados. De Moaña, además de este proyecto de rehabilitación del denominado “Concello Vello”, obra de la arquitecta Ester Suárez Barbeito; optaba también el diseñado para una vivienda unifamiliar en la zona de Touzal, obra de Jorge García Anta, arquitecto precisamente junto a Fernando Eiroa Lorenzo del proyecto del edificio de Sisalde que albergará el futuro auditorio y las 10 viviendas de alquiler social de este municipio. La obra de la vivienda ya tiene licencia desde 2020 y figura finalizada en 2021.

Moaña se queda sin su grano de arena

Interior de la rehabilitación del antiguo Concello de Moaña. / COAG

El proyecto de rehabilitación del antiguo Concello de Moaña marcó un antes y un después, no sólo en este inmueble, destinado a centro social con salas de estudio, para ensayos, grabación, de exposiciones y sede de Protección Civil, sino en Moaña con un diseño vanguardista que respeta el pasado de la edificación y una fachada con un jardín vertical, que se convirtió en el primero de Moaña y de toda la comarca. La obra supuso una inversión de un millón de euros y fue iniciativa del gobierno local con la idea de contribuir a revitalizar también el entorno en donde se ubica, en la travesía Ramón Cabanillas, que fue perdiendo protagonismo en Moaña cuando las dependencias municipales se trasladaron a la nueva urbanización de As Barxas y con ellas se fue el centro administrativo local. La falta de aparcamientos también ha llevado a que la calle pierda comercios.

Moaña se queda sin su grano de arena

Vivienda en Touzal que optaba a un premio. / COAG

El proyecto actuó sobre las dos construcciones anexas mediante una actuación global de rehabilitación energética y de mejora de las condiciones de accesibilidad. En la intervención, tal y como consta en la propuesta remitida al COAG, se diseñaron espacios inclusivos que apoyados en TICs accesibles garantizan el acceso universal en igualdad de condiciones de los vecinos. El edificio, con sistema automático de acceso, podrá permanecer abierto 24 horas al día 365 días al año, sin ningún personal in situ. Para el acceso, el Concello va a entregar unas tarjetas electrónicas y están previstas cámaras de control para garantizar la seguridad.

Se optó por el jardín vegetal en la fachada para mejorar el aislamiento térmico y acústico y contribuir también a purificar el aire a través de la generación de oxígeno y el filtrado de partículas contaminantes: “Un metro cadrado de cobertura vexetal produce o osixeno requirido por unha persoa nun ano e atrapa 130gr de po ao ano. Ademais, é unha forma de incorporar un espazo verde público nun entorno consolidado con escaseza de áreas deste tipo”, señala la arquitecta en la memoria de este ambicioso proyecto.

Los 13 premiados

Vivienda en Pontevedra: Jesús Luis Gil Pita

Hotel Acouga, en Celanova: Candelaria Cecilia López y Juan José Otero

Casa dos profesores, afectada explosión de Páramos (Tui): Jorge Enríquez Méndez

Vivienda entre medianeras, Vigo: Marcos Álvarez Varela

Praza Fonte do Mouro, Redondela: María Fandiño Iglesias

Casa San Vitoiro, Allariz: Juan Seara y Berta Peleteiro

Antiguo matadero Gondomar: Santos Vila y Rosa Mouriño

Fortaleza O Castro, Vigo: F. J. Vázquez y Perfecto Cendón

Baños San Xusto, Cerdedo-Cotobade: Cristina García Fontán

Paseo Bouzas, Vigo: Ángel Santorio Cuartero

Viviendas Pi y Margall, Vigo: Alberto Quintáns y Cristina Ansede

Horno tienda de catas, Ribadavia: Manuel Seoane y M. Sonia López

Vivienda, Montalvo (Sanxenxo): Rodríguez+Pintos

Palmarés de premios en la comarca

En la edición de los Premios Gran de Area del año pasado, la comarca figuró galardonada con el proyecto de la transformación del patio del colegio da Torre-Cela, en Bueu, obra de Fermín González Blanco; y en anteriores convocatorias figura la famosa vivienda circular de la Costa da Vela, en Cangas, denominada vivienda unifamiliar de Manguela, obra del arquitecto Alfonso Penela, que obtuvo un Gran de Area en 2020; o la reconstrucción de una vivienda en Cela, de María Pierres López, en 2014, como también ese año otra vivienda en Carrasqueira, de Martín de Cominges y José Javier Villace.

El proyecto piloto de la rúa azul de Moaña obtuvo el Premio COAG de Arquitectura 21-22 en la categoría de planeamiento urbanístico y la rehabilitación de la Iglesia de Tirán,en la edición de 2016-2018 en la categoría de rehabilitación. El proyecto del Cámping de Ons fue candidato del COAG a los primeros premios de Arquitectura y Rehabilitación de Galicia de la Xunta.