La Policía levanta acampadas ilegales en zonas de playa, el Bosque Encantado y A Capela do Hospital

La alcaldesa dio la orden de controla la proliferación del campismo libre

También se comunicó a los vigilantes de Red Natura la situación

Las multas en el espacio protegido pueden alcanzar los 6.000 euros

Agentes de la Policía Local de Cangas levanta una tienda en Areameán, en Vilariño. |   // G.NÚÑEZ

Agentes de la Policía Local de Cangas levanta una tienda en Areameán, en Vilariño. | // G.NÚÑEZ / Juan Calvo

El gobierno local de Cangas quiere frenar cualquier intento de regreso a la acampada ilegal. No lo va a permitir. Desde ayer, la Policía Local de Cangas peina la zona rural para detectar este tipo de acampadas que, por alguna razón, proliferaron en los últimos días, cerca de la zona de playas. Son lugares de difícil acceso, a donde cuesta llegar a la patrulla de la Policía Local y es fundamental la colaboración ciudadana en este aspecto.

Tienda de campaña en el Bosque Encantado, en Aldán. |   // G.N.

Tienda de campaña en el Bosque Encantado, en Aldán. | // G.N. / Juan Calvo

Las fuerzas del orden tuvieron que levantar ayer varias tiendas, concretamente cerca de la playa de Viñó, entre Nerga y Barra, bautizada con el nombre de Aremeán. También tuvo que intervenir para levantar una tienda en un lugar tan singular y protegido como el Bosque Encantado, en Aldán. Pocos veranos se había localizado a gente acampando en esta zona tan protegida. En esta ocasión fue fundamental la colaboración ciudadana. El denunciado en esta ocasión fue un vecino de Ciudad Real.

El fin de semana, la Policía Local también tuvo que intervenir para levantar a unos turistas que habían plantado mesas y sillas en el entorno de A Capela do Hospital, en plena Alameda Nueva de Cangas, sita en el centro de la villa.

Ayer la jornada fue intensa. Dio la orden la alcaldesa de Cangas, Araceli Gestido, y la Policía Local se puso manos a la obra a primera hora de la tarde. Una patrulla recorrió la zona rural en busca de acampadas ilegales, que encontró sobre todo en Viñó. Los agentes cogieron a los campistas intentando recoger las tiendas.

El Concello de Cangas advirtió también de la situación a los vigilantes de Red Natura, cuyas multas son muy superiores a las que puede imponer la Policía Local. Pueden alcanzar en algún caso los 6.000 euros.

Las medidas que tomará el gobierno para cortar este movimiento de raíz es el de mayor control policial, apoyo vecinal y de bañistas, además de coordinar las fuerzas municipales con las de la Guardia Civil y Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Habrá una patrulla permanente por la tarde

Desde la Policía Local ya se cambió el servicio para luchar contra las acampadas ilegales. En este sentido, el jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla, anunció que desde ya mismo habría patrullas permanentes por las tardes en la zona rural y playas. Se quiere ofrecer una imagen de permanente control de las acampadas ilegales. No se quiere regresar a aquellas épocas en que la proliferación de tiendas de campaña por la zona rural de Cangas se convirtió en un problema de primer orden. El objetivo es atajar cualquier intento de que se vuelva a reproducir.

Están prohibidas también las “furgocaravanas”

También recuerda el Concello que las caravanas no pueden estacionar por la noche en zona de playas y menos dentro de la Red Natura. Además, también es ilegal las furgonetas que se utilizan a modo de caravanas, como está prohibido que se instale mesas y sillas a su alrededor. La Policía Local de Cangas ya desalojó furgocaravanas con mesas, toldos y sillas en la playa de Temperáns, en el mes de mayo. Interceptó también a sus usuarios lavándose e fuentes y lavaderos públicos.