El Puerto facturará la retirada del derrumbe sobre la playa de O Cocho al Concello si no lo hace en un mes

En marzo se cumple un año de la caída del talud y ambas administraciones siguen peleando para determinar quien es la responsable | Vecinos alertaron en enero del peligro de derrumbe de la zona sur del vial

Estado del talud derrumbado sobre la playa de O Cocho, en la prroquia de Meira, y el vial que discurre a los astilleros sobre el mismo.  |   // SANTOS ÁLVAREZ

Estado del talud derrumbado sobre la playa de O Cocho, en la prroquia de Meira, y el vial que discurre a los astilleros sobre el mismo. | // SANTOS ÁLVAREZ / Cristina González

El Concello de Moaña y la Autoridad Portuaria de Vigo siguen enrocados en resolver quién tiene que retirar de la playa de O Cocho, en Meira, el talud que se derrumbó en marzo de 2022 y que ahí continúa, dividiendo el arenal, con el agravante de que el pasado 16 de enero, vecinos de la zona alertaron de una posible amenaza de derrumbe en el límite sur del vial de O Cocho, que discurre por encima del talud hacia la zona industrial. El Concello volvió a reiterar, al día siguiente, a la Autoridad Portuaria para que adoptara las medidas de seguridad oportunas, adjuntando un informe de la Policía Local sobre la situación, tras la alerta vecinal, y toda vez, como siempre ha defendido, que la zona es competencia portuaria.

La reacción del Puerto de Vigo, que sigue presidiendo mientras no haya relevo, Jesús Vázquez Almuiña, nombrado candidato del PP a la Alcaldía de Baiona-, no se hizo esperar. El Puerto sostiene que el derrumbe fue debido a la red municipal del agua. La alcaldesa, Leticia Santos, recibió este pasado día 1, un nuevo escrito del presidente portuario en el que insta ahora al Concello a que en el plazo de un mes adopte las medidas oportunas para evitar riesgos que pudieran derivarse ante la posible amenaza de derrumbe del talud del vial de O Cocho. De no ser así, y tal y como se indica en el escrito, la Autoridad Portuaria procederá a su reparación, reclamándole posteriormente los gastos en los que incurra, y que estima de manera preliminar y aproximada en unos 250.000 euros más el IVA.

Situación del arenal con el derrumbe.

Situación del vial sobre el talud que se derrumbó. / Santos Álvarez

Informe del ingeniero Zubía Fernández para el Puerto

El Puerto recuerda en su comunicación que, con fecha 20 de julio se remitió otro escrito , comunicando un informe pericial elaborado por el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Francisco Javier Zubía Fernández, en el que se demuestra que el derrumbe de parte del talud en la playa de O Cocho, tiene su origen por la presencia de redes y pozos de registro municipal y a las pérdidas de agua que han generado con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento adecuado, oquedades y pérdidas de material.

Añade el Puerto que el 19 de septiembre y ante la falta de respuesta por parte del Concello, se le requirió nuevamente para que, a la mayor brevedad, restituyese el talud a su estado original con el fin de evitar mayores derrumbes, como el que el Concello trasladó a la Autoridad Portuaria el pasado 17 de enero pasado, tras la alerta vecinal.

Informe del arquitecto Zaballa Malcorra para Aqualia

La respuesta del Concello tampoco se hizo esperar y este pasado día 3, la alcaldesa contesta que la cuestión requerida por el Puerto no puede ser atendida en vista del informe pericial del arquitecto Juan Zaballa Malcorra, encargado por la concesionaria del abastecimiento y saneamiento de Moaña, Aqualia, elaborado en septiembre pasado, en el que consta que el talud estudiado se encuentra dentro del Plan Especial del Puerto de Vigo, según el plano de suelo urbano del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Moaña de 2016, en el límite de su delimitación. Añade que donde se sitúa el talud está incluida, casi en su totalidad, en la Zona de Servicio Terrestre y propuesta su uso como portuario de reserva, según el plano 3.4 de la propuesta de Asignación de Usos de la Delimitación de Espacios de Uso Portuario (DEUP) del Puerto de Vigo de 2014.

Recuerda que las obras de mantenimiento, reparación y modificación de este talud y del vial fueron realizadas por la Autoridad Portuaria, las últimas en julio de 2019 cuando cerró la playa de O Cocho para realizar obras de contención en el talud y colocar una protección en su cabeza al borde del vial.

Añade el arquitecto que en 2020 también realizó obras de regularización y sustitución de la capa de rodadura del vial, limpieza de cunetas y regularización de las tapas de pozos en la superficie correspondientes a la zona de servicio del puerto. Dice que el informe de Zubía señala también que “...simplemente se limpió de vegetación la berma existente y se asfaltó.”

Otro detalle del derrumbe sobre la playa.

El derrumbe mantiene la playa partida en dos. / Santos Álvarez

El informe descarta que el agua provocara el derrumbe

El Concello de Moaña sostiene, en base al informe pericial del arquitecto Juan Zaballa, encargado por Aqualia, como concesionaria del abastecimiento y saneamiento de Moaña, que no hay indicios de la actuación del agua en el derrumbe del talud. Consta que los informes pluviométricos de marzo a abril de 2022 de Meteogalicia, consignan precipitaciones menores que la media histórica de cálculo y además con ausencia de lluvias torrenciales puntuales en la ría de Vigo. Igualmente, señala que no hubo noticia de reclamación por fugas en las redes existentes en el talud previas a su derrumbe 8siempre escandalosas y visibles) y que la concesionaria afirma que no ha detectado ninguna fuga previa en sus labores de mantenimiento habituales. Consta en el informe que el talud original contaba con un camino sin asfaltar en su plataforma de cabeza que se fue ampliando, reformando y pavimentando, sin actuaciones previas de mejora del terreno del talud. Añade que el crecimiento por rellenos sucesivos de esta plataforma en la cabeza del talud y el asfaltado y ampliación se observa de forma clara en la sucesión de fotos aéreas del Plan Nacional de Ortofotografía Aérea (PNOA), desde 1989 hasta 2020 y concluye que la no compactación de las ampliaciones y el paso de vehículos por el vial de acceso a los astilleros ha llevado al límite la capacidad mecánica del terreno del talud. El Concello también aporta en su última comunicación al Puerto el informe complementario de Aqualia con la valoración de la reparación de las redes municipales de abastecimiento y saneamiento que fueron afectadas como consecuencia del derrumbe y que asciende a 25.452 euros.