Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un atún gigante de 300 kilos en las aguas de Bueu

Un barco que trabajaba con aparejos capturó ayer de manera accidental el ejemplar y necesitó la ayuda de un bateeiro

Los marineros del barco bateeiro izando el atún rojo de 300 kilos. 25 noviembre 2022. Cedidas

La presencia de un atún rojo en el interior de las rías es algo excepcional, que sucede muy de vez en cuando. Y más aún que el ejemplar ronde los 300 kilos de peso. Ese fue el ejemplar con el que se encontró ayer un barco de la ría de Pontevedra cuando trabajaba en aguas de Bueu. Fue una captura completamente accidental e inesperada y el animal quedó atrapado en las redes de los aparejos. Fue necesaria la ayuda de la grúa de un barco bateeiro para poder zafarlo porque el pequeño barco que lo pescó no tenía capacidad ni medios para subirlo a bordo ni para deshacerse de él.

Es probablemente la pesca accidental más grande registrada en los últimos años en las rías gallegas: un atún rojo que rondaba los 2,5 metros de longitud y que pesaba cerca de los 300 kilos. La tripulación de un barco de la ría de Pontevedra apenas podía dar crédito cuando ayer en aguas de Bueu se encontró con este animal en sus aparejos. Una sorpresa de las grandes. De las muy grandes y pesadas.

La presencia de estos animales en el interior de las rías es algo completamente excepcional y algunos marineros entienden que probablemente estaba desorientado. “Probablemente con los temporales de los últimos días perdió el rumbo y se acercó mucho a la costa”, explican algunos patrones consultados en el puerto de Bueu.

El barco que se encontró con el atún rojo estaba faenando como cualquier otro día en la ría de Pontevedra, trabajando con los “miños”. Se trata de un aparejo multiespecífico con el que se pueden capturar diversas especies, desde todo tipo de pescados hasta mariscos como la centolla. Pero lo que jamás pensó la tripulación de esta embarcación es que de repente se iba a encontrar con un atún rojo de unos 300 kilos atrapado en los aparejos.

4

Un atún rojo de 300 kilos, la captura accidental de un barco en Bueu Cedidas

Debido a su tamaño y a su peso era imposible subirlo a bordo y devolverlo directamente al mar. Durante esa complicada tesitura se encontraron con un barco bateeiro que les ayudó a poder salir del apuro sin poner en riesgo la estabilidad de la embarcación ni la seguridad de la tripulación.

En agosto de 2018 un barco de Cangas, el “Camarón III”, ya se encontró con un atún rojo en las inmediaciones del archipiélago de Cíes, aunque aquel era algo menor que el que ayer estaba por Bueu porque su peso estimado era de unos 200 kilos.

Desde el sector de la pesca de bajura aprovechan para reclamar un cambio en la normativa y que se permita al sector poder contabilizar dentro de una cuota especial para capturas accidentales. Fuentes consultadas por FARO se mostraban ayer convencidas de que este atún en aguas de Bueu puede ser una de las pescas accidentales más grandes de las que se tiene constancia en Galicia.

El salto del atún rojo captado por Manuel Ángel Agulla frente a Cabo Udra, en Bueu, en julio de 2020. Cortesía Manuel Ángel Agulla

Más recientemente, a finales de julio de 2020, un vecino de Bueu aficionado a la fotografía de naturaleza estaba en Cabo Udra cuando vio de repente a un atún rojo saltando en el agua. La primera vez que lo vio saltar sobre el agua no pudo reconocer qué tipo de especie era, pero decidió quedarse en las rocas preparado para disparar con su cámara y un objetivo de 600. Al cabo de unos minutos el animal volvió a salir a la superficie y el fotógrafo bueués, Manuel Ángel Agulla, tuvo tiempo de disparar dos veces para captarlo. Después de consultarlo con la Asociación Ecoloxista Anduxía llegaron a la conclusión que probablemente se trataba de un atún rojo de entre unos 150 y 200 kilos.

Compartir el artículo

stats