Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conciencia para cumplir tus objetivos

» La abogada y educadora financiera Victoria Iglesias explica en qué consiste y cómo nos ayuda a gestionar los gastos

Victoria Iglesias, en Rúa da Fonte do Galo nº 5, en Cangas. | // CEDIDA

Hoy, 3 de octubre, se celebra el Día de la Educación Financiera, una fecha con la que se pretende concienciar a la población en favor de “aprender a planificar nuestros gastos y tomar las riendas para lograr nuestros objetivos vitales”. Así lo describe Victoria Iglesias, abogada y educadora financiera en Cangas. Forma parte de la AEPF (Asociación de Educadores y Planificadores Financieros) y trabaja para que cualquier ciudadano sea capaz de tomar decisiones en función de sus objetivos para el futuro: “Ya sea comprar una casa, abrir un negocio o garantizar la educación de nuestros hijos, el servicio que prestamos los educadores financieros consiste en desgranar cada situación y enseñar a planificar todos los pasos. En definitiva, permite al ciudadano adquirir conocimientos y habilidades que le ayuden a gestionar sus finanzas personales.”

Las claves, comenta, son la conciencia y las estrategias, que principalmente atañen a cinco pilares financieros. Primero, el endeudamiento: “La idea es que no dediquemos más de un 70% a los gastos esenciales (y entre ellos, se recomienda que el gasto en alquiler o hipoteca no supere el 30% de los ingresos)”. Después, el budgeting, es decir, nuestro presupuesto familiar: “Planificar correctamente los gastos anuales para no terminar ningún mes en números rojos”. Otro tema es la protección: “A quién es importante asegurar para proteger a la familia y el ahorro”; y la jubilación: “Trabajamos con un software con datos del INE, que nos ayuda a ofrecer un plan personalizado para calcular pensiones”. Por último, la inversión “Es el último paso, la forma más eficaz y eficiente de alcanzar los objetivos vitales.”

También destaca la importancia de tener un “peto”, un fondo para emergencias “como mínimo equivalente a 3 meses de nuestro consumo.”

Pero lo más importante, es la toma de conciencia. Sí se puede, indiferentemente de lo que se ingrese. Sólo hay que cambiar el chip.

Compartir el artículo

stats