Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla del astillero A Xunqueira denuncia atrasos en los salarios e inicia una huelga

Los trabajadores aseguran, con el respaldo de la CUT, que no volverán a sus puestos hasta que cobren y se readmita a cinco despedidos | La empresa alega falta de carga de trabajo

Entrega reciente del astillero de Meira tras construir un casco y un puente de acero de una embarcación. | S.A.

La plantilla del astillero Industrias Navales A Xunqueira (INAX) –integrada por 18 trabajadores– anunció ayer, en la sede del sindicato CUT, el inicio de una huelga laboral indefinida al alegar que la empresa acumula meses de atrasos en el pago de los salarios y tras haber intentado resolver el conflicto por la vía de la conciliación laboral. Los trabajadores que llaman a la huelga señalan que los que se encuentran en peor situación no perciben sus salarios desde hace cinco meses. Exigen el pago de todos los atrasos y la readmisión de cinco trabajadores despedidos en las últimas semanas”.

El personal que llama a la huelga, ayer, en la sede de la CUT.

Desde la CUT reconocen que este problema no es igualmente grave en todos los casos y la parte de la plantilla que está de baja sigue cobrando mientras otros tienen atrasos de menos meses. La empresa, por su parte, explica que la falta de carga de trabajo tiene la actividad al mínimo en los últimos tiempos y alega los impagos que sufren por parte de otros astilleros a los que suministran, y que está dificultando el pago de las nóminas. La parte que está de baja es la que se encuentra al corriente de pago.

El personal que convocó la huelga se queja de falta de información concreta sobre las razones de los atrasos y reconoce que la histórica empresa alega una menor carga de trabajo. Desde la plantilla defienden que, aunque los encargos son menores desde el estallido de la pandemia de COVID-19, nunca pararon de tener pedidos. “En los últimos meses hicimos reformas integrales de cinco barcos de Mauritania y desguazamos otros tres buques”.

Tampoco está informada, la plantilla, sobre la marcha del proceso de venta de las instalaciones ubicadas en el frente marítimo industrial de O Cocho, en Meira (Moaña). Asimismo, desconocen el estado de la causa judicial abierta tras un registro de la Guardia Civil en una operación contra la fabricación de lanchas presuntamente destinadas al tráfico de estupefacientes.

La realidad es que el astillero lleva tiempo buscando comprador y llegó incluso a recibir ofertas de empresas del sector en la zona y de inversores extranjeros. Fuentes del sector naval ponen en valor las características del astillero que cuenta con una concesión portuaria para los próximos 35 años. Tiene capacidad para la reforma de buques y para la construcción de bloques para otros astilleros, como quedó patente en los últimos pedidos que se conocieron. La venta que esperaba cerrar la firma rondaría los 3 millones de euros.

Los trabajadores que hoy se concentrarán para paralizar la actividad de la empresa temen que deshacerse del personal sea un objetivo para poder vender más fácilmente las instalaciones y aseguran que hace un año se les ofreció un despido de mutuo acuerdo.

Parcero: “Nos abrimos a negociar y esperamos un acuerdo”

El responsable de Industrias Navales A Xunqueira, Manuel Parcero, lamentó ayer la convocatoria de huelga “de la que nos enteramos el jueves y creemos que empeorará las cosas” y asegura que se ofreció a negociar con la CUT para intentar llegar a un acuerdo. Hoy mismo esperan tener una reunión para intentar lograr una desconvocatoria. “Sufrimos impagos de varias empresas y eso nos dificulta asumir más carga de trabajo, pero estamos tratando de resolverlo. A algunos trabajadores se les pagaron varios atrasos”, apunta el empresario. Parcero reconoce los recientes despidos “con el objetivo de que cobren del paro, porque somos conscientes de que la gente no puede aguantar tanto tiempo sin ingresos”. Asegura que otros trabajadores recibieron ingresos de la mutua tras denunciar los atrasos. Explica, el empresario, que en los últimos meses tuvo a 12 empleados de baja “lo que también hace complicado generar dinero”, mientras espera por una resolución. Los propios trabajadores reconocían ayer que es la primera vez que esta empresa histórica sufre una huelga de este tipo.

Salto a la industria naval en 1975

La empresa A Xunqueira comenzó en sus inicios en el sector de la reparación de vehículos. En 1975 dio el salto al naval y fue a principios de los años 90 cuando trasladó su actividad a las instalaciones actuales en O Cocho, en donde comparte espacio con otros de los grandes astilleros moañeses. Esta empresa regentó durante varios años el puerto seco de Meira, después de que Portos de Galicia lo construyese sobre la antigua rampa de varada, dando servicio a los barcos de la ría de Vigo.

Compartir el artículo

stats