Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las viejas escaleras de Urbanismo del antiguo Concello pasan a la historia

Acaban en el contenedor dentro de las obras de rehabilitación del edificio

Las escaleras a las antiguas oficinas de urbanismo, en el contenedor. Santos Álvarez

Las obras de rehabilitación del viejo Concello de Moaña se están llevando por delante mucha historia que se vivió entre las cuatro paredes de este edificio. Cierto es que las obras darán una nueva vida a este edificio, que estaba infrautilizado, pero a la memoria de muchos viene el recuerdo de cuántas veces subieron y bajaron aquellos peldaños de madera pàra acudir a las abuhardilladas oficinas de Urbanismo. Las escaleras no tienen valor patrimonial, pero sí sentimental para muchas personas que vivieron aquella época en la que este feo edificio concentraba la vida política y municipal de Moaña.

La alcaldesa, Leticia Santos, asegura que en las obras de rehabilitación sí se van a conservar las escaleras de madera principales, por las que se accedía al salón de plenos y también se va a conservar la lámpara central, aunque no se va a reubicar en el nuevo edificio. Señala que la altura de los nuevos techos no permite esa posibilidad, pero la lámpara será restaurada y guardada.

Compartir el artículo

stats