El escuadrón de caballería de la Guardia Civil de Pontevedra se dejó ver esta semana por la playa de Barra. Este grupo realiza actividades de Seguridad Ciudadana y entre sus objetivos es vigilar los montes con el fin de evitar incendios forestales, ya que su presencia inquieta y desalienta a los incendiarios, así como labores de protección a los peregrinos del Camino de Santiago. Acostumbran a ser 5 jinetes y un conductor y su presencia en la playa de Barra, en la localidad de Cangas, obedecía a labores de Seguridad Ciudadana. La versatilidad del Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil le permite desplazarse por zonas inaccesibles ara los medios mecanizados. Lleva desde el principio de verano operando en toda la provincia de Pontevedra. El escuadrón refuerza las patrullas de Seguridad Ciudadana y de Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil.

La presencia de Guardia Civil a caballo por la playa de Barra llamó la atención de los vecinos y de los bañistas.

En lo que va del verano, en Cangas solo hubo un incendio forestal en Liméns, donde ardieron unos mil metros cuadrados de monte.

El escuadrón de caballería de la Guardia Civil llama tanto la atención por la marcialidad de los jinetes como por el lustre de las monturas, de ahí que no pase desapercibido.