Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta dotará de aceras y reordenará la intersección del puerto de Aldán para mejorar la seguridad

El proyecto ha salido a licitación por 257.100 euros y la adjudicación se prevé para el mes de septiembre

Marta Fernández-Tapias en un momento de la visita que hizo ayer por Aldán | // GONZALO NÚÑEZ

La Xunta de Galicia reordenará el tráfico en la intersección del puerto de Aldán con la dotación de aceras, la construcción de una pasarela peatonal y la mejora de la parada de autobús entre otras actuaciones destinadas a incrementar la seguridad viaria en el entorno. El proyecto autonómico para actuar en la PO-315 a su paso por Cangas –en las parroquias de Aldán y Darbo– salió ayer a licitación por un importe de 257.100 euros y con vistas a poder ser adjudicado a principios del mes de septiembre.

Así lo anunció la delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, en el marco de una visita a la zona en la que estuvo acompañada por los concejales del grupo municipal del Partido Popular de Cangas José Enrique Sotelo y Pío Millán. La representante autonómica quiso poner de manifiesto los esfuerzos de la administración gallega “para reforzar la seguridad y comodidad de los usuarios y favorecer así una movilidad más sostenible”, completando el trazado ya existente de aceras a lo largo de toda la PO-315.

El grueso de los trabajos se acometerá entre los puntos kilométricos 10+100 y 10+380, coincidiendo con el entorno del cruce entre la PO-315 y el vial de acceso al puerto de Aldán. En la margen derecha en sentido Cangas-Bueu se actuará en aproximadamente cien metros para completar el tramo de aceras hasta el cruce con el Camiño de San Cibrán. La idea es eliminar uno de los puntos peligrosos de la zona debido al aparcamiento de vehículos, lo que obliga a los peatones a invadir la calzada en numerosas ocasiones.

El plan se completa con tres actuaciones para ampliar las aceras en un tramo de la PO-551 en Darbo

decoration

En la margen izquierda del vial también se ampliará la zona de aceras, con la construcción de una pasarela peatonal sobre el río y dándole mayor anchura. En esa área se reordenará la parada del autobús a fin de aprovechar mejor el espacio y que las maniobras de entrada y salida resulten más sencillas de ejecutar. De los tres pasos de peatones, se mantendrá el que está elevado, mientras que los otros dos se desplazarán ligeramente.

Las actuaciones contemplan asimismo el reasfaltado del tramo de carretera afectado y la renovación de toda la señalización vertical y horizontal, y de la red de pluviales. El proyecto se completará con la renovación de los báculos de iluminación y la colocación de puntos de luz específicos en los pasos de peatones.

Además, también se prevé la ampliación de aceras en otro tramo de la PO-315, concretamente entre los puntos kilométricos 13+200 y 13+550, en el entorno de la denominada curva de Darbo. Ahí se acometerán tres actuaciones puntuales con la construcción de un pequeño muro de espigón que facilite la habilitación de la senda peatonal.

Marta Fernández-Tapias visitó ayer el lugar de las futuras actuaciones

decoration

Las empresas interesadas tienen de plazo hasta el 1 de agosto para la presentación de sus propuestas en una obra que será financiada con fondos europeos REACT EU, y que tiene un plazo de ejecución de 4 meses. La previsión es que a finales de septiembre pueda adjudicarse y que los trabajos se inicien a continuación.

Fernández-Tapias aprovechó su visita a Cangas para recordar que la Xunta está invirtiendo 1,1 millones de euros para eliminar el tramo de concentración de accidentes en la PO-551 entre la parroquia canguesa de Coiro y la moañesa de Tirán.

Compartir el artículo

stats