El Juzgado de Instrucción número 3 de Cangas ha admitido a trámite un incidente de recusación interpuesto por la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia contra el magistrado David Pérez Laya, que es el encargado de instruir la causa conocida como “Operación Vida”, en la que se investiga una serie de presuntos ilícitos penales por parte del grupo de comerciantes de la familia Giménez, conocida como los Morones.

El escrito presentado se basa en dos argumentos: la presunta “enemistad manifiesta” por parte del magistrado hacia los investigados y en un “interés indirecto” en la causa ya que el juez está vinculado familiarmente con una profesional de un programa de televisión.

La admisión a trámite acaba de ser dictada a través de una providencia, en la que se acuerda dar traslado al resto de las partes que forman parte del proceso de la “Operación Vida” para que en el plazo de tres días se manifiesten sobre si se adhieren o se oponen a la causa de recusación.

Desde la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia avanzan además que los abogados de la defensa están “elaborando una querella contra el juez, la fiscal y contra Alfredo Iglesias Santos, abogado de los Gitanos Zamoranos”. Además han dirigido un escrito remitido al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, para poner en su conocimiento los hechos, así como la adhesión y ampliación del incidente de recusación.