Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcos de recreo de Bueu tienen que cruzar a Sanxenxo para repostar gasolina

El surtidor de combustible en el muelle de Bueu Gonzalo Núñez

Los barcos de la séptima lista de Bueu y Moaña que funcionan con motores de gasolina deben cruzar sus respectivas rías para repostar. Eso o sus propietarios deben acudir a una estación de servicio provistos de una garrafa para llenarla de combustible y luego trasladarla al barco. La ausencia de este servicio es motivo de queja entre los usuarios por los desplazamientos y gastos que les ocasiona, mientras que desde el sector de las gasolineras achacan la situación a la baja demanda.

El surtidor del puerto de Bueu tiene activos tres tanques: uno para el gasóleo profesional, otro para el gasóleo de la séptima lista y un tercero para la gasolina profesional. La diferencia entre el combustible profesional y el de usos recreativos estriba en el precio e incluso en el color. El diésel de la tercera lista incluye un colorante para que sea fácilmente distinguible y evitar fraudes. “En su momento también estuvo operativo otro surtidor de gasolina para la séptima lista, pero hace años que se cerró”, recuerda el expresidente de la Asociación Robaleira, Luis Gómez. Después de su clausura el sector inició una recogida de firmas, entregó a Portos de Galicia varios escritos e incluso promovió una moción en el Concello de Bueu, que fue aprobada por el pleno. Unas gestiones que no llegaron a fructificar.

Puerto deportivo de Moaña, con más de 300 embarcaciones. Gonzalo Núñez

Entre los puertos de Bueu y Beluso suman cerca de 200 embarcaciones de la séptima lista. Las más grandes, además de poder navegar a vela, emplean gasóleo. El problema lo tienen las de porte más pequeño. “Muchas con una eslora de entre cinco y seis metros tienen motor fueraborda, que funciona a gasolina. Los dueños tienen que ir a repostar a Sanxenxo o bien traer garrafas desde la gasolinera”, explica el actual presidente de Robaleira, Luis Gago. Desde la asociación reconocen que para ellos sería importante volver a contar con este servicio. “Suponemos que el problema es que la demanda no es muy grande. Las petroleras viven del negocio y si les resultase rentable seguro que lo volverían a abrir”, argumenta.

Surtidor de Cangas en la dársena del puerto pesquero. Gonzalo Núñez

Los propietarios de embarcaciones de recreo que amarran en Moaña están en la misma situación que los de Bueu y tienen que cruzar la ría o acudir hasta el puerto de Cangas para poder repostar de gasolina. El presidente del Puerto Deportivo Moaña Mar, Gustavo Rodríguez, que asumió recientemente el cargo, asegura que a ellos les pasa como en Bueu y para repostar gasolina tienen que desplazarse a Cangas o cruzar la ría hasta Davila, Náutico de Vigo y Punta Lagoa, incluso Baiona, aunque es un puerto muy alejado. Cree que no hay más puntos para las embarcaciones de séptima lista. Añade que de los 350 barcos del club, 225 son de gasolina y 125 de gasóleo.

Pese a que el muelle de Moaña cuenta con surtidor de gasóleo, que tiene en concesión Repsol, asegura que tampoco pueden abastecerse, ya que asegura que solo es para profesionales, pasaje o Guardia Civil. De todas formas, ayer este hecho no se pudo confirmar en el mismo surtidor, al estar cerrado. Los marineros sí que reponen gasóleo ahí, pero igualmente tienen que desplazarse a Cangas para los que tienen depósito de gasolina.

Portos dice que son los concesionarios los que deciden

El puerto de Cangas es referente para repostar en O Morrazo, tanto gasóleo como gasolina, ya sea el combustible subvencionado para la pesca -con otros aditivos con colorantes que benefician al motor- como el no subvencionado. El surtidor de la dársena posee cuatro tanques para estos combustibles y su uso es muy demandado por las embarcaciones de recreo, con mayor presencia en verano. El puerto deportivo de Cangas cuenta con unos 200 barcos. Desde Portos de Galicia explican que los surtidores de Bueu y de Moaña están adjudicados a Repsol y el de Cangas a Bernardino Cabaleiro, autorizados tanto para repostar gasóleo como gasolina y que son las concesionarias las que deciden qué combustible suministran.

Compartir el artículo

stats