Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Festa do Polbo de Bueu volverá en gran formato

Asistentes a la última edición de la Festa do Polbo de Bueu, la de 2019. | // GONZALO NÚÑEZ

Dos años después de que la pandemia truncase una de las citas gastronómicas ineludibles en la comarca de O Morrazo, el Concello de Bueu recuperará la Festa do Polbo en gran formato. Será a mediados de agosto cuando la iniciativa regrese, o al menos esa es la firme intención de la Concellería de Economía, Emprego e Turismo que dirige Silvia Carballo, que tiene previsto dar los primeros pasos esta misma semana.

De este modo, Carballo mantendrá mañana a las 12 horas una primera reunión a la que están convocados los hosteleros de la villa interesados en formar parte de la Festa. La cita tendrá lugar en el salón de plenos de la casa consistorial y en ella deberán sentarse las bases de lo que será el retorno de una fiesta popular de exaltación de uno de los productos estrella del municipio, el pulpo. Lo cierto es que por el momento poco hay decidido aparte del deseo de recuperar la fiesta como antaño, con especial protagonismo para la degustación de diferentes elaboraciones del cefalópodo, pero también con actividades paralelas que sirvan de complemento. La situación epidemiológica del coronavirus invita a poder retomar la normalidad.

La otra idea que está más o menos perfilada es la de la fecha de celebración del evento, que sería a mediados del mes de agosto, como habitualmente. Coincidiría, pues, con uno de los meses de mayor afluencia de turistas y la asistencia, pues, estaría garantizada prácticamente al cien por cien.

El Concello cita mañana a los hosteleros para sentar las bases de la iniciativa

decoration

A partir de ahí serán los hosteleros junto al gobierno local los que perfilen el programa y vayan puliendo aspectos tan importantes como las especialidades que se ofrecerían, el reparto de tareas o el baremo de precios por el que se apostaría para estos productos. Desde Turismo se hace un llamamiento a la hostelería buenense para que se implique en una iniciativa que serviría de foco de atracción para el municipio y que en años anteriores había resultado todo un éxito.

La última edición de la fiesta fue la de 2019. Posteriormente, la eclosión de la pandemia hizo que el gobierno buenense optase por suspenderla en 2020 y 2021 en su formato habitual, apostando por unas jornadas de exaltación más reducidas en cuanto a asistencia. Y es que la media de visitantes de la Festa do Polbo se situó en los últimos años en torno a las 3.000 personas, con días en los que se llegaron a alcanzar los 5.000. Con esas cifras y por un criterio lógico de prudencia, Bueu decidió no celebrarla aguardando unos tiempos mejores que parecen haber llegado.

Compartir el artículo

stats