Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña pinta una senda amarilla en el acceso al colegio de Quintela que da prioridad peatonal e impide estacionar

La iniciativa la lleva a cabo el Concello a petición del centro escolar | El concejal de Mobilidade asegura que va a funcionar bien

Uno de los tramos de la nueva senda pintada en amarillo en el entorno del colegio de Infantil y Primaria de Quintela, en Moaña. Fdv

El concejal de Mobilidade de Moaña, Rodrigo Currás, sigue adelante con los planes para fomentar el acceso peatonal a los colegios y en estos días el Concello está pintado una senda amarilla en el entorno del CEIP de Quintela. Sería la segunda actuación tras el proyecto del camino esolar seguro que se estableció en el colegio de Tirán, aunque en este caso implicó grandes cambios en la circulación y en el estacionamiento.

Moaña pinta una senda amarilla en el acceso al colegio de Quintela que da prioridad peatonal e impide estacionar

La senda amarilla, según explica, no modifica sentidos de tránsito ni áreas de aparcamiento existentes. El objetivo es animar a que las familias acudan a pie al colegio y que el vecindario se beneficie del calmado de velocidades que la percepción de la senda provoca en los conducores, asegura Rodrigo Currás.

Añade que la actuación fue solicitada por el propio centro escolar y trata en el Consello Escolar Municipal: “Desde mi área entendimos que era beneficiosa tanto para el centro como para los peatones y también para los vecinos”.

Los vehículos podrán pisar la línea amarilla sin ningún problema, dando obviamente prioridad a los peatones. Lo que no estará permitido es permanecer aparado encima de la nueva línea pintada. En este sentido confirma que la señalización hará perder una plaza de aparcamiento al lado de la fuente por una cuestión de ordenación de la circulación y de espacio. pese a ello, el concejal defiende que este nuevo modelo, globalmente va a funcionar muy bien. El concejal señala que si se pintó de color amarillo, y no de azul como están el camino real o el escolar de Tirán, es porque se buscó en la gama de colores para hacer un guiño a los escolares para atraer su atención, no con el fin de prohibir estacionar ya que para ello tendría que colocarse una señal S-28 que impide aparcar en las plazas que no están debidamente marcadas.

Compartir el artículo

stats