Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las familias que acogen niños saharauis, “decepcionadas” con la cesión del Gobierno ante Marruecos

Pequeños acogidos en la comarca en 2019, antes de la pandemia, en una recepción en Moaña. | S. ÁLVAREZ

Los representantes en O Morrazo de la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui , que se encargan entre otros asuntos del conocido programa “Vacacións en Paz” a través del que familias gallegas acogen cada verano a niños de los campamentos de refugiados saharauis en el desierto de Argelia, muestran su enfado y “enorme decepción” con la decisión del Gobierno central de reconocer a la antigua provincia española como una región autónoma de Marruecos. “Nos sentó fatal. Nos sentimos muy engañados”, explican.

El pasado mes de febrero familias acogedoras de toda Galicia acudieron, junto a representantes públicos, a los campamentos. “La situación es mucho peor que antes de la pandemia. Durante dos años no pudieron recibir ayudas y los niños no pudieron venir en verano. Los envíos de alimentos o productos de primera necesidad estaban cerrados”, alerta la vecina de Moaña Rosa García.

Este jarro de agua fría llega justo cuando trabajan para reactivar el programa “Vacacións en Paz”, paralizado precisamente por la crisis sanitaria. Para este verano ya cuentan con al menos ocho familias de O Morrazo inscritas para acoger a niños. “Necesitamos más familias, porque cuantas más inscritas haya más menores podrán pasar el verano en Galicia”, apunta García. Y es que este programa permite a los menores escapar durante un verano de las altas temperaturas de los campamentos de refugiados en el desierto, además de que reciben atención médica de la sanidad pública gallega.

En estos momentos hay al menos tres familias registradas en Bueu, dos en Moaña, otras dos en Cangas y una en Marín. Mañana, en la sede del sindicato CIG de Vigo a las 20.00 horas habrá una charla informativa para resolver las dudas de todas las familias interesadas. “Este año el Frente Polisario se comprometió a que todos los niños que vengan serán del año 2014, por lo que tendrán unos 8 años”, explican desde la asociación.

Esperan que el cambio de postura por parte del Gobierno español no afecte a la reactivación del programa “Vacacións en Paz”. Y es que se trata de un giro histórico que pone fin a la postura oficial de España mantenida por todos los gobiernos, de todos los colores políticos, desde el inicio del actual periodo democrático. Hasta la semana pasada España se había mantenido neutral respecto al conflicto que afectaba a sus antiguos ciudadanos saharauis, pero siempre alineada con las resoluciones de las Naciones Unidas, que en la práctica reclamaban un referéndum de autodeterminación para la antigua provincia española con el objetivo de alcanzar la plena descolonización.

La reacción por parte de Argelia y del Frente Polisario no se hizo esperar, acusando al ejecutivo de Pedro Sánchez de “traición” al pueblo saharaui y de ceder ante el “chantaje” del reino de Marruecos, pues éste ya ocasionó una crisis de inmigrantes abriendo las fronteras hacia Ceuta al pasado mes de mayo como respuesta a la decisión del ejecutivo español de hospitalizar en Logroño, con una identidad falsa, al histórico líder polisario Brahim Gali.

A nivel gallego, la presidenta de Solidariedade Galega, Maite Isla, considera “políticamente indignante la posición entreguista de Pedro Sánchez. No la entendemos. La ONU considera a España como potencia administradora del Sáhara Occidental y tenemos unas responsabilidades históricas, jurídicas y políticas”.

Asegura que los vuelos programados desde los campamentos de Argelia con los niños “deberán seguir adelante sin mayores problemas” pero señala que la nueva posición de España “nos refuerza en seguir adelante con este programa ante una situación tan injusta”.

Tras llevar cinco coches aportados por la Xunta cargados de productos de primera necesidad, ahora venden rifas para tratar de enviar una “caravana de alimentos” a los campamentos, para lo que intentan lograr un vehículo de gran tamaño.

Moción

Por otro lado, Podemos presentó una propuesta de moción por Registro al Concello de Cangas exigiendo que los ediles apoyen la resolución de la ONU y reclamen la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.

Compartir el artículo

stats