Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Bueu pide un recinto cubierto para actos culturales en la finca anexa al Concello

La parcela anexa al Concello de Bueu. | // SANTOS ÁLVAREZ

La intención del Concello de Bueu crear un área infantil en la parcela municipal situada al lado de la casa consistorial y que linda con el Museo Massó se “coló” durante la visita de este fin de semana del conselleiro de Cultura al recinto museístico. Los concejales del PP ya dejaron entrever que no están de acuerdo con la propuesta y ayer lo ratificaron. Desde el grupo de la oposición apuestan por una intervención encaminada a crear un espacio cubierto para poder acoger eventos culturales al aire libre, con una serie de gradas movibles que se puedan usar o retirar en función de las necesidades del momento. “Sería un lugar enormemente versátil con un bajo mantenimiento y que resolvería parte de las necesidades de nuestro municipio en el campo cultural”, argumenta la concejala del PP María Blanco.

En todo caso, desde la formación popular consideran que lo más urgente en este momentos es la “retirada inmediata” de todos los materiales de obra apilados en la parcela, “se haga o no se haga uso de ella”. Blanco reprocha que la actual situación ofrece una imagen “vergonzosa” y que se acerca más “a la de un solar en obras o a un vertedero que a la de un terreno en pleno centro”. La concejala insiste en que se presentaron numerosas quejas en el pleno, en las que también se hace referencia a la circulación de vehículos municipales por el espacio peatonal de la Praza Massó, que deben dirigirse a esta parcela a recoger o depositar material.

La propuesta del PP pasa por crear un espacio protegido para actividades de carácter cultural, que incluya una cubierta de material duradero, en consonancia con la del Museo Massó y la del propio Concello, con un pavimento uniforme con el de la plaza pública y con unas gradas retráctiles para dejar despejado el lugar cuando no se use.

Con lo que no están de acuerdo desde el PP es con la creación de un parque infantil porque, en su opinión, los actuales ya cuentan con “numerosas carencias”. Además critican los bandazos del ejecutivo local con respecto a la finalidad de esta parcela. “Primero iba a ser para ampliar el concello, luego el Museo Massó y ahora para un área infantil. Pero la realidad es que la improvisación está al orden del día”, reprocha María Blanco. La edil defiende que la propuesta del PP también serviría para atender las necesidades de los más jóvenes porque “parte de los espacios que demandan son simples explanadas para jugar a la pelota o con el patinete”.

Compartir el artículo

stats