Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca crea empleo en el mes de noviembre por primera vez en 22 años

La construcción también está en buena tendencia gracias a un noviembre sin apenas lluvias. | G.N.

La evolución del mercado laboral en O Morrazo se encuentra en un buen momento en esta segunda mitad del año, con la creación de empleo mes tras mes. Es más, por primera vez desde hace 22 años –los registros municipales se remontan a 1999– la comarca crea puestos de trabajo en el mes de noviembre. En total la cola del paro bajó en 49 trabajadores a lo largo del último mes. Son 5.296 los morracenses que se encuentran en estos momentos en la cola del paro. Esto supone 1.081 parados menos que hace justo un año, aunque estos datos no contabilizan a los trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Además de que todos los noviembres desde 1999 se había constatado una destrucción de empleo hasta este 2021, en los últimos años las cifras eran incluso muy alarmantes. No hay más que recordar que en noviembre de 2020, en pleno primer año de la pandemia, O Morrazo perdía 355 puestos de trabajo. Pero un año antes, sin que mediase la crisis sanitaria por el COVID-19, el paro había crecido en 116 trabajadores. En 2018 la destrucción de empleo fue de 269 casos y en 2017 de 77, por recordar solo los ejercicios más recientes.

En el último mes Cangas fue el municipio que más creció, con 25 parados menos y un total de 1.849 vecinos buscando un empleo. Le siguió Moaña con 19 desempleados menos y 1.317 trabajadores buscando un contrato. En Bueu se crearon nueve puestos de trabajo más de los que se perdieron y esta villa cuenta con 729 personas anotadas en la Oficina de Emprego. Marín, por su parte, sí que destruyó empleo, con cuatro parados más y llegando a un total de 1.401 personas.

A diferencia de los que ocurre habitualmente cuando crece la economía de O Morrazo, esta vez la hostelería no tuvo nada que ver. A falta de las contrataciones en el sector propias de la Navidad, que llegarán en diciembre, en los últimos 30 días los servicios cuentan con 29 parados más. Por lo tanto, las buenas cifras se deben a otros sectores como sobre todo a la industria, en donde el paro cayó en 29 personas.

La pesca, inmersa en campañas navideñas de marisqueo, aumentó su actividad y es responsable de 20 contratos nuevos. Hasta la construcción, favorecida por un mes de noviembre sin apenas lluvias, redujo el paro en 10 trabajadores.

Por sexos, la creación de empleo benefició claramente a las mujeres, con 32 vecinas menos en la cola del paro, por 17 hombres que lograron un nuevo trabajo.

Compartir el artículo

stats