Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación adjudica por 930.700 euros la mejora del vial entre O Viso e Igrexario para adaptarlo “al siglo XXI”

La presentación del proyecto en el Concello, con la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y la alcaldesa, Victoria Portas. | G.N.

La mejora de la carretera provincial EP-1005 entre O Viso e Igrexario, en O Hío, parece más cerca. La Diputación de Pontevedra acaba de adjudicar el proyecto para su transformación en un vial “del siglo XXI” por un presupuesto de 930.752 euros. Desde la propia institución provincial reconocen que la intervención en la parroquia canguesa es una de las de “mayor envergadura” de cuantas está ejecutando en la provincia y dará prioridad a la seguridad de los peatones a través de dos zonas de coexistencia y un itinerario peatonal continuo.

La obra comprende un tramo de más de un kilómetro: desde la intersección con la carretera PO-315 hasta el entorno de la iglesia de San Andrés de O Hío. En el margen derecho de la calzada se habilitará un itinerario peatonal de carácter continuo –a la misma altura que el vial–, con un ancho de 2,5 metros. El proyecto prevé la creación de lo que se denominan zonas de “convivencia mixta” entre automóviles y personas, con preferencia peatonal. Se ubicarán en dos tramos estrechos de la EP-1005: uno de 65 metros y otro de 180 metros de longitud. En ambos, la velocidad máxima autorizada será de 30 kilómetros por hora, subrayan desde la Diputación.

El proyecto adjudicado incluye, además de la renovación del firme de la carretera, una serie de actuaciones complementarias: la mejora del cruce entre la propia carretera provincial y la PO-315 en el lugar de O Viso, nueva señalización e iluminación y elementos físicos para el calmado del tráfico y reducción de la velocidad. El nuevo alumbrado público constará de 43 farolas tipo LED, a lo que hay que unir que los trabajos servirán para la renovación de los servicios de recogida de aguas pluviales, saneamiento y redes de electricidad y telecomunicaciones.

En conjunto la obra ascenderá a más de 1,1 millones de euros porque se ejecutará a través de un convenio entre Diputación de Pontevedra y Concello de Cangas, que establece que la administración local aportará 157.000 euros (un 20% del total). En realidad, esos fondos también saldrán de la propia Diputación puesto que el ayuntamiento financiará su parte con cargo a las partidas del Plan Concellos 2021. Durante la fase de tramitación del proyecto el consistorio se encargó de gestionar la puesta disposición de los terrenos colindantes, que incluyó la negociación con más de una veintena de propietarios.

La adjudicación del proyecto debería ser el último trámite para poder ejecutar por fin una obra comprometida desde hace años y que sufrió múltiples retrasos. La renovación de la carretera entre O Viso e Igrexario servirá, según la Diputación, para transformarla “por completo” y convertirla en una vía de comunicación con “espacios seguros, sostenibles, equitativos y que fomentan la movilidad universal”.

Compartir el artículo

stats