Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil detiene a dos jóvenes marroquíes por una presunta agresión sexual a dos menores en Cangas

Una vista del entorno de A Choupana, en Cangas, donde fue localizada una de las jóvenes. Gonzalo Núñez

La Guardia Civil de Cangas investiga a dos jóvenes de nacionalidad marroquí por la presunta agresión sexual a al menos dos chicas que estaban desaparecidas del centro de acogida de menores Príncipe Felipe de Pontevedra desde el miércoles y a las que habrían llevado a un piso en la localidad de O Morrazo. Una de las jóvenes fue localizada el domingo por la tarde por la Policía Local de Cangas en el entorno de A Choupana. De inmediato fue trasladada al centro de salud ante la sospecha de que podría haber sido drogada y víctima de una agresión sexual. El primer examen médico corroboró las sospechas y a continuación fue trasladada a un centro hospitalario de Vigo. Desde la Guardia Civil confirman que tanto su familia como la de otra de las jóvenes presentaron sendas denuncias.

Los investigadores creen que los varones pudieron suministrar algún tipo de sustancia para anular la voluntad de las chicas. Los dos detenidos son mayores de edad y afincados en Cangas desde hace tiempo. Las tres chicas se habrían fugado el miércoles por la tarde del centro Príncipe Felipe y tienen edades entre los 14 y 17 años. Ante el aviso de que podían estar en la comarca de O Morrazo se solicitó a las policías locales su colaboración para poder encontrarlas.

Una patrulla de Cangas localizó a media tarde del domingo a una de las jóvenes por el entorno de A Choupana y la trasladó al centro de salud, para luego ser derivada a un hospital de Vigo ante la sospecha de que podía ser víctima de una agresión sexual. Desde ese momento y ante la confirmación de “indicios compatibles” con abusos la investigación pasó a manos de la Policía Judicial del cuartel de la Guardia Civil de Cangas. La colaboración entre ambos cuerpos permitió la identificación y posterior detención de los dos sospechosos.

El centro de acogida Príncipe Felipe, del que se escaparon las jóvenes el miércoles. Rafa Vázquez

Fuentes cercanas a la investigación explican que la joven habría manifestado que las tres chicas estaban juntas y que acudieron a un piso con los dos detenidos, aunque no era capaz de precisar el lugar en el que se encontraba la vivienda. En su relato apuntaba también la posibilidad de que en algún momento fuesen drogadas para luego abusar sexualmente de ellas. Finalmente, las jóvenes lograron escapar del inmueble y se habrían separado porque la que fue localizada en A Choupana se encontraba sola y no sabía donde estaban sus compañeras. Una vez que recibió el alta acudió junto a su familia al cuartel de la Guardia Civil de Cangas para denunciar la presunta violación. Fuentes oficiales de la Benemérita corroboran que posteriormente otra de las afectadas también denunció.

Las tres menores son alumnas del centro Príncipe Felipe de Pontevedra y son naturales del área de Vigo. Los dos detenidos, aunque son de nacionalidad marroquí, llevan años asentados en Cangas y están empadronados en la localidad. Algunas fuentes apuntan que ya eran conocidos por parte de las fuerzas de seguridad presuntamente por trapicheo o menudeo de drogas.

Paso a disposición judicial

Los dos permanecían ayer en dependencias de la Guardia Civil prestando declaración antes de pasar a disposición judicial. Está previsto que a lo largo de la jornada de hoy sean trasladados al Juzgado número 2 de Cangas, que se ha hecho cargo de la instrucción e investigación para esclarecer los hechos, tal como explican desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). De momento, desde la Guardia Civil apuntan que la investigación se encuentra en una fase “inicial” y aún “delicada” ante las características de los hechos denunciados.

Compartir el artículo

stats