Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un plató musical en aguas de O Morrazo

Rizha durante la grabación en un antiguo bateeiro en aguas de la Ría de Aldán. Baicrea

La costa de O Morrazo se ha convertido en un improvisado escenario musical para las Sesiones Sumergidas, una iniciativa de la agencia Baicrea que busca promocionar a artistas nacionales e internacionales con la grabación de sus temas a bordo de barcos. Aldán y Moaña han sido los primeros platós.

Promocionar canciones de artistas nacionales e internacionales, presentar algún tema como adelanto de un nuevo disco o simplemente ofrecer una experiencia diferente al público. Estas son solo algunas de las posibilidades que ofrece Sesiones Sumergidas, un formato musical impulsado desde la agencia Baicrea –y coproducido con la marca propia Stereo Sounds y MasGalicia– consistente en la grabación de vídeos musicales en barcos, explotando el atractivo visual de las localizaciones elegidas.

Aldán y Moaña abren un proyecto de grabación en directo a bordo de barcos

decoration

Las dos primeras sesiones han tenido como protagonista a la costa de O Morrazo y el éxito ya acompaña a una de ellas, la única que ha visto la luz hasta el momento en las diferentes redes sociales. Es el vídeo que la cantante y actriz argentina afincada en España Rizha ha hecho de su tema Somedays, more than a friend, con el acompañamiento de la londinense Girli. La actuación fue grabada en plena Ría de Aldán, con la playa de Castiñeiras al fondo y a bordo de un bateeiro reformado. En apenas una semana el vídeo ha alcanzado las 107.000 visualizaciones en Youtube, una cifra que se eleva hasta las 230.000 si se combinan los visionados en Youtube e Instagram. “Como agencia estamos acostumbrados a hacer promociones con artistas e influencers con muchos seguidores, así que sabíamos que habría repercusión, aunque nunca sabes si serán 50.000 0 500.000”, explica David Casas, director del formato.

Hoy se lanzará la segunda de las sesiones en el enlace www.youtube.com/watch?v=tUFx7bpYV6o, con la banda madrileña Rufus T. Firefly en un vídeo realizado a bordo de un velero enfrente de la costa de Moaña. Será a las 13 horas. Y faltaría una tercera, grabada en Rande, y que se lanzará la próxima semana con un grupo aún sin desvelar.

La banda madrileña Rufus T. Firefly con Moaña al fondo en el vídeo que se subirá hoy. Baicrea

De la experiencia Casas apunta que lo más complicado “es conseguir un sonido de estudio. Una vez lo conseguimos para la grabación con las cámaras y los drones hacemos tres o cuatro pruebas y ya elegimos”. En total todo se soluciona en un día de trabajo donde “lo más laborioso es pensar en todo, elegir localizaciones, buscar el horario para la luz que deseas, etcétera. Echamos más tiempo pensando que grabando”, señala.

Las tres sesiones son solamente el adelanto a la primera temporada de este formato, que saldrá en 2022. “La idea es grabar entre ocho y diez sesiones, y que al menos dos de ellas sean con artistas gallegos”, explica Casas, que añade que son ellos mismos los que contactan con los músicos para ofrecerles la grabación. “Buscamos un perfil de artistas indies, soul, de música urbana...”. La intención es que Sesiones Sumergidas pueda crecer y ampliar su registro, tanto de artistas como de localizaciones. “Hemos empezado en la costa de Pontevedra pero nos gustaría salir a toda Galicia, y luego hacerlo también en otros puntos de España y fuera de España”, afirma. La única condición es “no repetir, sino darle una exclusividad a cada sitio”.

Compartir el artículo

stats