Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miel para todos los gustos

Noela Torres y Xosé Torres, de la AGA, en la degustación.   | // S.A.

Noela Torres y Xosé Torres, de la AGA, en la degustación. | // S.A.

Las mieles gallegas más reconocidas internacionalmente llegaron ayer a Bueu. La Asociación Galega de Apicultura organizó una jornada en el alto de la plaza de abastos para dar a conocer la importancia de este alimento, a la vez que fomentan lo que han denominado como apiturismo, una variedad de turismo sostenible. La actividad acogió una exposición de fotografías, que se podrá ver hasta el sábado, y una degustación de mieles premiadas en concursos internacionales.

El evento estuvo conducido por Xosé Torres, presidente de la Asociación Galega de Apicultura, que ofreció una charla sobre la apicultura tradicional. El coloquio se centró en las alvarizas, unas construcciones tradicionales para proteger a las colmenas. “En Galicia tenemos 900 alvarizas registradas, edificadas para resguardar a las colmenas de los animales salvajes, el ganado o las inclemencias meteorológicas”, explica Torres. El presidente de AGA destaca que en la zona de O Morrazo no se usaban estas edificaciones, sino unas despensas en el interior de las casas u hórreos. “Este mecanismo es típico de la zona atlántica, las alvarizas son propias de los lugares de interior”, aclara Torres.

Xosé Torres, presidente de la Asociación Galega de Apicultura en la exposición de Bueu. Santos Álvarez.

En la degustación se pudieron probar las mejores mieles gallegas, premiadas por el concurso “Miel 5 estrellas”, organizado por la propia asociación. La muestra acoge mieles, galardonadas internacionalmente, de varios tipos como miel de brezo, de castaño o multifloral. La diferenciación entre mieles de montaña o de costa marca los sabores y los colores de los productos. “Las mieles de O Morrazo, mayoritariamente de eucalipto, son más dulces y afrutadas. Las de montaña son más oscuras, fuertes y tostadas, con toques acaramelados”, explica Noela Torres, responsable de la cata. La experta anima a conocer todas las variedades del producto. “Cada bote de miel cuesta mucho, tenemos que valorar más este alimento y el trabajo de los apicultores”, concluye.

Sobre la apicultura de la zona, Xosé Torres incide en que la comarca es una gran productora de miel, pero con otro ritmo de trabajo. “Es uno de los lugares de Galicia donde se adelanta la temporada de apicultura, porque en el mes de noviembre el eucalipto ya está en flor”, apunta Torres. El experto también se refirió a la gran problemática con las velutinas, muy presentes en las Rías Baixas. “El cambio climático está afectando a las abejas y la velutina obliga a tomar medidas de prevención a los apicultores”, enfatiza Torres.

La exposición de fotografías se podrá visitar hasta el sábado en la parte alta de la plaza de abastos de Bueu. La próxima cita de la Asociación Galega de Apicultura en la comarca será la Feira do Mel de Moaña, este domingo.

Compartir el artículo

stats