Los Bombeiros do Morrazo tuvieron que intervenir en dos incendios registrados en sendos automóviles, uno en Moaña y otro en Bueu. El primero de los incidentes ocurrió el viernes a mediodía en la PO-313, a la altura de Cruz da Maceira, en el límite entre Moaña y Marín. El vehículo iba en marcha y fue el conductor del coche que circulaba detrás el que advirtió al propietario para que parase puesto que de repente comenzó a salir humo por la parte trasera. El ocupante pudo salir a tiempo y no sufrió daños.

Un coche entre las llamas en pleno centro de Bueu Cedido

El segundo suceso ocurrió pasadas las 22.30 horas en el aparcamiento de un supermercado del centro de Bueu, en la calle Pazos Fontenla. Cuando la propietaria intentó encender el automóvil comenzó a salir humo por la zona del motor. Inmediatamente se apeó y resultó ilesa. En ese momento no había otros vehículos estacionados, lo que evitó que el fuego pudiese extenderse.